Le ofrecemos una vida fácil y segura sin renunciar a su independencia

El alquiler o la compra de uno de los apartamentos lleva consigo el uso y disfrute de los servicios y los espacios comunes.

Servicios básicos

Vigilancia/Recepción 24 horas todos los días del año

Seguridad - El servicio nocturno de vigilancia y el servicio de atención diurno controlan los accesos al edificio, recogen la correspondencia, dirigen a su destino las visitas de familiares y amigos y toman nota de sus preferencias respecto a los menús diarios.

Enfermería 24 horas

Salud - El servicio es prestado por enfermeras tituladas (ATS) las 24 horas del día, todos los días del año. Las enfermeras son formadas y contratadas al inicio y, habitualmente son siempre, en su turno, las mismas, por lo que conocen a los habitantes del inmueble y sus coordenadas médicas. Las enfermeras atienden en la dependencia "enfermería" pero acuden al domicilio de aquellos que están enfermos o momentáneamente indispuestos. Toman la presión, ponen inyecciones, reparten la eventual medicación y coordinan las posibles visitas médicas.

Limpieza

Los más de 1.000 m2 de espacios comunes de todos los edificios están siempre, a cualquier hora del día, en perfecto estado de limpieza e higiene. Hay un servicio opcional de limpieza de los apartamentos privativos, así como  un servicio de lavandería, plancha y plegado de ropa.

Manutención - Restaurante 365 días al año

Cada apartamento dispone de su propia cocina. No obstante el edificio cuenta con un restaurante de uso privado para quienes habitan el inmueble o sus invitados. El chef programa habitualmente 4-5 menús diarios para la comida de mediodía o la cena. Se trata de menús preparados en la cocina del mismo edificio (no hay nada precocinado ni nada congelado) que se sirve en el comedor donde cada apartamento tiene su mesa reservada. Los almuerzos y cenas son estrictamente a precio de coste (precio medio del almuerzo 8€ y cena 6€).

Mantenimiento y reparaciones

Entre el personal que trabaja en los edificios hay un encargado de mantenimiento que dispone de un taller dentro del mismo edificio. Todas las pequeñas averías y reparaciones tienen inmediata solución, sin esperas, sin desplazamientos y sin honorarios. El único coste es el del repuesto o recambio y sin ningún margen que añadir a ese coste.