¿Vives en un piso tutelado? ¡Compártelo en las redes sociales!

Miércoles, 11 de Octubre de 2017

 

Estás en el momento ideal para comenzar a experimentar por ti mismo. Puede que sea el momento de compartir tus experiencias y aprendizajes con otras personas, de participar con tus conocimientos en un mundo más amplio y universal. Por ejemplo, puedes compartir la experiencia de vivir en unos pisos tutelados o apartamentos para mayores con servicios excepcionales, recomendarlos y relacionarte con personas que tienen tus mismas inquietudes y comparten situaciones similares.

 

 

Te sientes activo e independiente y -ahora, sí- tienes tiempo y posibilidades para realizar tus sueños. Las redes sociales pueden ser un lugar ideal para complementar tu vida y, si todavía no sabes cómo formar parte de este nuevo mundo, ahora estás en el lugar y momento adecuados.

 

 

redes sociales

 

Hace tan solo dos décadas las personas mayores ni siquiera se planteaban la existencia de las redes sociales, pero hoy en día todos las conocen, en mayor o menor grado. Todo en la vida cambia continuamente y, en las últimas décadas, el auge de las nuevas tecnologías y redes sociales ha producido una auténtica revolución silenciosa. 

 

 

 

  

 

La revolución silenciosa de las redes sociales

 

Casi sin darnos cuenta y para todas las edades, sin excepción, el auge del uso de los teléfonos móviles con acceso a Internet, los ordenadores personales, las tabletas y todos aquellos dispositivos que nos conectan a través de Internet con otros usuarios es cada vez más evidente para todos nosotros. Las redes sociales son fuentes de información. Son páginas de servicios y empresas de todo tipo que se ha ido instaurando en nuestra vida, poco a poco, de manera natural y sin excepciones. 

 

 

Ya no se puede decir que es cosa de gente joven. Cualquier persona a cualquier edad usa las redes sociales de una forma u otra. Las diferencias intergeneracionales pasaron a la historia y hoy en día las personas mayores acceden a Internet como los demás grupos de la población, ni más ni menos.

Facebook, WhatsApp o Twitter son redes sociales usadas en la actualidad por la gente mayor sin ninguna dificultad. Esto era impensable hace tan solo una década. Y es que, en realidad, el uso de las nuevas tecnologías es muy beneficioso a cualquier edad.

 

 

apartamentos tutelados
 

 

 

   

Desaparece la llamada brecha digital

 

Hace tan solo unos años se acuñó el término de brecha digital para definir aquella situación en la que se producía una separación entre grupos de personas que sí utilizaban las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) como parte de su vida y las que no lo hacían. 

 

 

Pero, según el Consejo de Investigaciones Científicas, este fenómeno ya ha desaparecido de manera espectacular entre los grupos de distintas edades. La gente mayor se ha incorporado a las redes sociales de manera progresiva, pero imparable. Y este fenómeno no tiene vuelta atrás, dado que los beneficios son tantos como la facilidad de su utilización.

 

 

 

 

 

Beneficios del uso de las redes sociales para las personas mayores

 

Hoy en día vivir solo ya no es sinónimo de estar solo, ni mucho menos, ya que a través de las redes sociales se puede mantener contacto con personas de la familia, amigos e incluso un médico o una enfermera, si lo necesitamos.

 

 

Facebook o Skype son las dos redes que se usan tanto para mantener contacto con familiares o amigos que viven lejos como para hacer nuevas amistades en base a gustos personales. Por ejemplo, si eres una persona aficionada a la lectura, puedes encontrar grupos de lectores; y, si te gustan las escapadas rurales, puedes encontrar grupos de aficionados a este tipo de ocio y, además, en tu misma ciudad. Por este motivo, son unas formas de mantener relaciones y ampliar las nuevas amistades mediante personas con aficiones y gustos similares.

 

 

redes sociales mayores

 

Una persona que viva en apartamentos para mayores puede contactar con otras y compartir sus experiencias, recomendar el lugar donde vive y ayudar a otras personas. La propia experiencia personal es lo que hoy en día se demanda, en mayor medida, en Internet. Es una fuente muy fiable, ya que ¿quién mejor que el propio usuario puede recomendar algo a otra persona? Si cualquier persona mayor necesita información sobre dónde residir en condiciones de autonomía e independencia y tú puedes recomendar y explicar tu caso, seguro que te lo agradecerá.

 

 

Estar informados a través de redes sociales es lo habitual en todas las franjas de edades. Hace unos años los periódicos en edición de papel, las radios y las televisiones, cumplían esta función informativa. En la actualidad tenemos todas estas fuentes de información a través de Internet, a un solo clic y sin cambiar de lugar. Además, se añade la opinión de los usuarios en tiempo real a través de los chats. Si, además, la persona tiene movilidad reducida, se abre ante ella un mundo de posibilidades, contactos, relaciones, información y ocio sin límites. 

 

 

WhatsApp es la red social que se utiliza para mantener contactos más inmediatos, como los realizados con hijos, nietos o amistades cercanas de las personas mayores. Quedar para tomar un café, preguntar a un familiar cercano o consultar con un amigo sobre cuestiones de la vida cotidiana es lo más habitual de esta red social. Además, tiene la ventaja de que se pueden crear grupos de amigos o familiares, por lo que es ideal para montar encuentros o estar al día de las novedades que cada uno quiera compartir. Grupos de hermanos, primos o amigos que vivís en los mismos pisos tutelados para quedar durante una tarde o un fin de semana.

 

 

whatsapp

 

Además, mejora la atención y concentración y es una forma divertida de pasar un rato de ocio y entretenimiento.

 

 

 

 

 

Cómo iniciarse en las redes sociales

 

 

Para empezar y como premisa, debes saber que no importa tu edad. Las redes sociales no entienden de edades. No existe ninguna barrera real por la edad, sino que, más bien, es la actitud lo que impide a algunas personas iniciarse en ellas. Y esto puede pasar a cualquier edad. Además, hay unos factores que hemos de resaltar: la paciencia y tenacidad. Una persona de más edad tiene la ventaja de que no desea las cosas de manera rápida y sin ningún esfuerzo. Acepta que, si son necesarios, la paciencia y el tesón.

 

 

Como ejemplo concreto, vamos a imaginar que queremos iniciarnos en Facebook. Los pasos que debes y puedes dar solo o con ayuda de un familiar, un amigo, tu pareja o algún conocido que entienda un poquito son los siguientes:

 

 

1. Tener acceso a Internet. Para empezar, debes tener acceso a Internet. Si tienes móvil o instalación de Internet en casa, suelen venir con paquetes de teléfono fijo, televisión, Internet y móvil.

 

 

2. Tener una cuenta de correo. Para poder iniciarte en Facebook, debes tener una cuenta de correo. Depende de tus preferencias dónde la tengas. Créala gratuitamente en páginas como Gmail, Yahoo, Hotmail, etc.

 

 

pisos tutelados redes

 

3. Accede a la página de inicio de Facebook y rellena todos los campos para crear un perfil. Es un sencillo cuestionario inicial, en el que tienes que poner los siguientes datos: nombre, apellidos, cuenta de correo electrónico y clave para entrar, fecha de cumpleaños y si eres hombre o mujer. Nada más. Cualquier cuestionario del médico o ayuntamiento es más complicado. Si necesitas ayuda, puedes pedírsela a alguien que conozcas que ya lo use y tenga perfil, como un compañero de los pisos tutelados o apartamentos donde resides, hijo o nieto o vecino. Repetimos: no es nada complicado. 

 

 

4. Puedes modificar el tamaño de la letra si lo necesitas y hacerla más grande para poder leer a la perfección.

 

 

 

5. Ahora que ya tienes perfil, puedes mostrar las cosas que tú quieras. Pon una foto tuya. Esto es importante, ya que, junto con tu nombre, hará que los amigos y familiares te identifiquen. Cuando entras en Facebook, observas una barra azul en la parte superior. Ahí se muestran tu nombre, inicio y unos dibujos a su derecha. Si pinchas en tu nombre, sale tu información personal. Ahí puedes añadir fotos, información sobre tu trabajo, tus estudios, tus relaciones personales, tus gustos y tus intereses. Tú decides lo que mostrar o no.

 

redes sociales y mayores

 

6. Ahora es el momento de unirse a grupos de interés o buscar amigos y familiares. Simplemente, pones su nombre en la casilla de arriba a la izquierda, donde hay una LUPA. Y aparecen todas las personas con ese mismo nombre o los grupos de interés. Por ejemplo, si pones "grupo de lectores", te aparece un listado de grupos creados para lectores. Tú decides si te unes o no.

 

 

7. Por último, solamente como recomendación, es muy importante que aprendas, pero también que otros aprendan de ti. Si tu experiencia profesional te ha dado conocimientos como experto en cualquier materia, ya sea financiera, construcción, educación, sanidad, Derecho... comparte en grupos relacionados con estas actividades tu experiencia, da a LIKE y comparte.

 

 

Este último punto es muy importante. Lo que uno recibe seguro que es bueno, pero lo mejor y más satisfactorio es dar conocimientos y transmitir las experiencias vividas. Hay personas en la Red que te lo van a agradecer.

 

 

 

 

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Últimas entradas
Imagen de seguimiento