Servicios de las viviendas tuteladas

Martes, 13 de Agosto de 2019

La vida en una vivienda tutelada es una verdadera maravilla. De hecho, no hay más que ver la cara de los que ya están disfrutando de esta forma de vivir. Su alegría se refleja de forma muy clara, tanto por tener independencia como por la gran cantidad de servicios con los que cuentan. En este artículo queremos hablar de la variedad de servicios de las viviendas tuteladas, que aportan la máxima comodidad, autonomía y disfrute de la vida.

 

La comida, siempre a punto

  

Uno de los servicios que se pueden considerar básicos es el de alimentación, con la posibilidad de tener las comidas preparadas en el restaurante del edificio, de las que se encarga un equipo profesional. Menús variados que se elaboran a diario, con productos frescos y de temporada. Una cocina de mercado que hace que las comidas y las cenas no supongan ninguna preocupación, porque se puede disfrutar de todo y no tener que cocinar si no se desea. Incluso se puede reservar para invitar a alguien, lo cual es una idea bastante interesante. Cocina casera de calidad, sin tener que pasarse horas entre fogones, es todo un lujo que forma parte de estos servicios.

 

 

servicio comida vivienda tutelada

 

 

 

Servicio de lavandería

Pero la comodidad de una vivienda tutelada no es solo tener la comida preparada. Sino que hay muchas otras cosas que aumentan el confort y decantan la balanza a la hora de elegir dónde y cómo vivir. Por ejemplo el servicio de lavandería y plancha con el que tener siempre la ropa en perfectas condiciones.

 

En las zonas comunes de las viviendas tuteladas hay un espacio con lavadoras y tablas de planchar, donde quien lo desee puede encargarse de su colada. Pero también se puede solicitar que se lave y planche la ropa como en una lavandería profesional, sin tener que esperar a que acabe la lavadora o planchar esa pequeña montaña de ropa que se acumula a veces.

Con la lavandería se tiene en perfectas condiciones toda la ropa. Además, no hace falta salir fuera del edificio, por lo que se ahorra en tiempo que se puede dedicar a otras cosas más agradables, como alguna afición, dar un paseo o conversar con los vecinos de las viviendas de al lado. Con la tranquilidad de saber que todo está bajo control en cuanto a la colada.

 

Limpieza profesional de las viviendas

Otra tarea que no suele gustar demasiado es tener que limpiar la casa. Es cierto que hay que tenerlo todo en buenas condiciones, y que la limpieza es una de las labores esenciales para disfrutar de una vivienda digna.

 

En las viviendas tuteladas se puede solicitar el servicio de limpieza, de la mano de los mismos profesionales que se encargan de limpiar las zonas comunes del edificio, que está siempre en perfectas condiciones. Junto al de lavandería, el servicio de limpieza para viviendas tuteladas es uno de los más solicitados por quienes quieren tener una vida más cómoda y tiempo libre para disfrutar, en lugar de dedicárselo a las tareas del hogar. A la vuelta del paseo o en cualquier otro momento del día, la casa estará limpia.

 

 

servicio limpieza vivienda tutelada

 

 

 

Servicio de mantenimiento

 

Cuando se rompe un enchufe, hay que cambiar una bombilla o hacer algún otro arreglo en la casa, no siempre se tienen el tiempo o las ganas para ir a comprar las cosas o hacer las reparaciones. Por ello, uno de los servicios de las viviendas tuteladas es el de contar con una persona que se encarga de hacer este trabajo, solucionando las pequeñas averías domésticas que suelen suceder en la vida cotidiana de una forma eficaz, sin mayor coste que el de la pieza o piezas que se tienen que reponer.

Basta dar un aviso para que el responsable del mantenimiento del edificio se acerque a echar un vistazo y lo deje todo como debe estar. Además, cuenta con taller en el interior del edificio, con lo que no hay que esperar largas horas para que se acerque. Siempre que sea en horario de trabajo, claro está.

Sin duda, el servicio de mantenimiento es una gran ayuda para quienes no se llevan bien con las herramientas. Pero también para las personas que se mudan a una vivienda tutelada porque quieren disfrutar de una vida más cómoda sin preocupaciones.

 

Recepción y vigilancia continua

 

Como si se tratase de un hotel, las viviendas tuteladas cuentan con personal de recepción, encargado de recibir a las visitas, atender situaciones varias en el edificio y vigilar que el día a día se desarrolle con normalidad, evitando que algo afecte a la tranquilidad de los vecinos.

Además, el servicio de recepción se encarga de recoger la correspondencia, estar al tanto de avisos y otras cosas. Con la confianza de que es la misma persona quien se encarga de todo, y a medida que pasa el tiempo los vecinos y la recepción se van conociendo mejor. Toda una ventaja de cara al bienestar de quienes viven allí.

Además, el servicio de vigilancia funciona las 24 horas, ya que por la noche también se vela por la seguridad y el descanso de los habitantes de las viviendas tuteladas. Un servicio atendido de forma profesional, que incrementa la felicidad de los vecinos porque saben que todo está bajo control sea la hora que sea.

 

Gimnasio para disfrutar del ejercicio

 

Quienes viven en Las Arcadias cuentan con uno de los servicios para viviendas tuteladas más deseados que existen: un gimnasio completo para ejercitarse sin tener que desplazarse a ningún lugar, ya que forma parte de las zonas habilitadas para el disfrute de los vecinos.

Todo está preparado para practicar deporte en solitario o con alguno de los vecinos con los que se comparten las viviendas. Algunas veces incluso se hacen quedadas para participar en conjunto de las actividades deportivas, con algún que otro “pique” para ver quién hace más en menos tiempo. Siempre en un ambiente de diversión y concordia, claro está. A las viviendas tuteladas se viene a disfrutar de la vida al fin y al cabo, y lo de menos es ganar carreras. Aunque a nadie le disgusta quedar en primer puesto.

El deporte es salud, y con el tiempo que se ahorra aprovechando el resto de servicios, no hay nada como bajar al gimnasio y mantenerse en forma. Con el equipamiento que hay en las instalaciones, todo será mucho más fácil y placentero. Sin desplazamientos y sin tener que renovar la tarjeta de socio de forma regular.

 

Servicio de masajes 

 

Después de una sesión de deporte, un buen masaje puede ser lo que hace falta para tonificar y mantener la forma. En tu vivienda tutelada también dispones de la posibilidad de pedir un estupendo masaje, del que se encarga personal experimentado y profesional.

Las instalaciones de la sala de masaje son sencillas pero eficientes. Todo está dispuesto para tener una experiencia placentera sobre la camilla. Se pueden recibir masajes de todo tipo, adaptados a las necesidades de quien lo solicita. Relajación, alivio de contracturas, atención de lesiones y muchos otros más forman parte de la carta de servicios de masajista en viviendas tuteladas. Una forma sensacional de aprovechar el tiempo y sentirse a gusto con la vida.

 

 

servicio masaje vivienda tutelada

Enfermería 24 horas

 

Las viviendas tuteladas destacan también por contar con personal de enfermería para el cuidado integral de la salud. Un servicio de enfermería de calidad para tener bajo control cualquier problema de salud, siempre bajo la atenta mirada de alguien que está al día con las necesidades y el historial de cada vecino.

De hecho, la misma persona se encarga de atender la enfermería como norma general. Esto incrementa la confianza, al conocerse y estar al tanto de todo lo que ha ido ocurriendo a lo largo del año, sea un pequeño resfriado, una lesión o cualquier otra situación.

 

En definitiva, comodidad y calidad de vida

 

Los servicios de las viviendas tuteladas tienen un claro objetivo: hacer que se disfrute mucho más de la vida. Por eso, todo está orientado a fomentar la comodidad y el bienestar de sus habitantes, con todo lo que necesitan para llevar una vida más plena, feliz y sin preocupaciones.

Las viviendas tuteladas se presentan como una forma de mantener la independencia viviendo en tu propia casa, sin importar las necesidades que se tengan. Todo está cubierto por profesionales que velan por el confort de las personas que ocupan los apartamentos, utilizan las zonas comunes y solicitan los servicios existentes.

Tenerlo todo bajo control, además de contar con servicios de calidad, mejora tanto el bienestar como la calidad de vida de quienes ocupan las viviendas tuteladas. También, en Las Arcadias podrás vivir en pleno centro de la ciudad, lo que significa no tener que renunciar a ninguna de las comodidades de estar en tu casa, con atención constante y servicios de primera, unas zonas comunes en las que compartir la vida con quien se desee, recibir visitas y mucho más.

En resumen, los servicios que hay en las viviendas tuteladas son una de las razones por las que verás caras sonrientes a tu alrededor.

 

 

  

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Últimas entradas
Imagen de seguimiento