Mitos y consejos sobre el insomnio en las personas mayores

Miércoles, 9 de Diciembre de 2020

A lo largo de nuestra vida experimentamos todo tipo de cambios. El sueño no es una excepción, y según la etapa que estemos viviendo dormiremos más o menos y de manera diferente.

En las personas mayores es bastante habitual dormir poco, o incluso padecer episodios de insomnio. Según algunos estudios, 4 de cada 10 tienen dificultades para dormir, aunque alrededor de este fenómeno existen mitos que queremos despejar.

 

En este artículo vamos a hablar de los motivos por los que puede surgir el insomnio, de cómo se puede dormir bien a cualquier edad y de consejos para lograrlo. También veremos cómo puedes disfrutar de un sueño más plácido en nuestras viviendas tuteladas.

 

Comencemos hablando de por qué a veces sufrimos insomnio cuando nos hacemos mayores.

 


 

Cómo cambian nuestros patrones de sueño

 

A medida que vamos creciendo, los patrones de sueño profundo disminuyen, haciendo que sea más fácil despertarnos por un ruido, una mala postura o porque necesitamos ir al cuarto de baño. Sin embargo, también es habitual que al volver a cerrar los ojos nos durmamos deprisa, de modo que el insomnio no siempre es un problema.

 

Es normal despertarnos un par de veces, incluso alguna más, por la noche. También es probable que nos hagamos más madrugadores y estemos despiertos más temprano que hace unos años. En cualquier caso, si hemos dormido unas 6 o 7 horas, no hay razones para preocuparse.

 

¿A qué se deben estos cambios? Algunos de ellos son biológicos, parte integral de nuestro organismo, mientras que otros tienen su explicación en el hecho de que no tenemos una vida tan activa como antes. Por ejemplo, ya no pasamos largas jornadas de trabajo y otras obligaciones, por lo que nuestro cuerpo no está tan cansado y no necesita dormir tanto.

 

Mitos y verdades acerca del insomnio en personas mayores

 

No obstante, alrededor del insomnio existen muchos mitos, y para mejorar la calidad de vida es importante acabar con ellos. No solo condicionan algo que puede ser en cierto modo normal, sino que pueden afectar de manera negativa. Algunos de los mitos sobre el insomnio en personas mayores más habituales son:

 

- Toda la gente mayor tiene problemas de sueño


Esta creencia está muy extendida, pero no por ello deja de ser un simple mito. Los problemas de sueño pueden empezar a cualquier edad, al igual que pueden desaparecer. Hay mucha gente mayor que duerme a pierna suelta y apenas se despierta por la noche, mientras que puede haber jóvenes con problemas para conciliar el sueño o lograr que sea profundo.

 

En realidad, factores como los hábitos o las circunstancias personales pueden influir de forma positiva o negativa en cómo dormimos.

 

- Dormimos menos cuando somos mayores porque no lo necesitamos


Otro mito que hay que desterrar. Aunque como hemos dicho antes puede que durmamos menos porque estamos menos cansados que hace años, la idea de que las personas mayores no necesitan tantas horas de sueño en general es equivocada.

 

Cada persona tiene unas necesidades distintas de sueño que van cambiando según nos hacemos mayores. Puede que notemos que a pesar de dormir menos nos encontramos bien, pero esto no significa que todo el mundo sienta lo mismo con nuestra edad.

 

- La única manera de volver a dormir son las pastillas


Es verdad que tomar pastillas para dormir puede ayudar a reducir el insomnio, aunque también es cierto que no mejorará la calidad del sueño ni se trata de una solución a largo plazo. Además, nunca se deben de tomar medicamentos sin supervisión médica porque pueden causar más problemas que beneficios.

 

Por otra parte, hay otros métodos aparte de las pastillas que pueden ayudar a reducir los niveles de insomnio. A veces basta con un simple cambio de hábitos para mejorar tanto la calidad como el tiempo en el que se tiene un sueño profundo por la noche.

 

- Algunos medicamentos pueden causar trastornos del sueño


Esto es cierto, y por eso es importante consultar a un especialista ante cualquier problema de salud. Determinados fármacos pueden hacer que nos despertemos más a menudo por la noche, como los diuréticos que hacen que tengamos que ir más veces al baño.

 

- Una vez que aparece el insomnio, es irreversible


Otro mito bastante extendido, que hace que muchos se resignen a la falta de sueño. Algunas veces el insomnio es ocasional y dura tan solo unas semanas, mientras que en los casos de insomnio crónico hay maneras de mejorar e incluso acabar con el problema.

 

 

Consejos para conciliar mejor el sueño

 

Dicho esto, pasemos a comentar algunos consejos con los que podemos ayudar a nuestro cuerpo a dormir mejor. Y no solo eso, sino que nos sentiremos más descansados porque la calidad del sueño también será más positiva. Es probable que algunos de estos puntos te parezcan extraños, pero si los pones en práctica verás que funcionan.

 

- Cambia de colchón


En muchas ocasiones el problema no está en el sueño, sino en el colchón sobre el que duermes. A medida que tu organismo cambia, puede que te haga falta un colchón con una dureza diferente, y este simple cambio puede ser la solución.

 

En los apartamentos con servicios cuentas con la ventaja de elegir en qué colchón dormir, bien trayendo el que tenías antes o comprando uno nuevo que se adapte a lo que necesitas. Dormir en una cama incómoda o que produzca dolores es apostar por padecer insomnio de manera innecesaria.

 

- Pasa menos horas en la cama


Muchas personas que sufren insomnio se pasan horas despiertas en la cama pensando que al menos están descansando. Puede que sea así a corto plazo, pero con el paso del tiempo lo único que hará será convertir el insomnio en un problema más grave y crónico.

 

Lo mejor es calcular cuánto tiempo dormimos y levantarnos de la cama cuando acabe. De este modo, nuestro organismo relacionará estar en la cama con dormir, y no solo con pasar el rato.

 

- Sigue un horario de sueño


Una de las cosas que más cuestan cuando nos hacemos mayores es tener horarios específicos para el día a día, ya que contamos con mucho tiempo libre y menos obligaciones. Sin embargo, el reloj biológico necesita una rutina para estar bien ajustado y dormir de forma adecuada.

 

En realidad, esto es fácil de conseguir, porque la hora de irnos a acostar no impide mantener las actividades sociales o hacer deporte.

 

- Lleva una vida activa y saludable


Ciertos cambios de estilo de vida pueden afectar de manera negativa al sueño. Por ejemplo, se ha relacionado el llevar una vida poco activa con los problemas para dormir. Sin embargo, seguir una alimentación equilibrada y hacer ejercicio de forma regular ayuda a descansar mejor.

 

También es importante abandonar el tabaco, si se fuma, y reducir el consumo de alcohol. De este modo conseguirás una mejora significativa del sueño.

 

- Prueba algunos remedios caseros


Hay ciertos remedios caseros que se han utilizado desde hace siglos para mejorar el sueño, y que pueden ser de ayuda. Lo bueno de estos es que, si no hacen efecto, tampoco perjudican, por lo que puedes probarlos sin temor a que el insomnio se acentúe.

 

Tomarse un vaso de leche caliente o una infusión de hierbas antes de irte a la cama ayudan a activar la melatonina del cuerpo, que es la hormona responsable de regular nuestro sueño. Un clásico de “la botica de la abuela” que no por antiguo ha dejado de ser efectivo.

 

 

Disfruta de un buen descanso en nuestros pisos tutelados en Barcelona

 

Todas estas pautas de vida que te hemos comentado las puedes poner en práctica si vives en uno de nuestros apartamentos con servicios. Los residentes tienen libertad absoluta para hacer los cambios que quieran en su casa, desde comprar un colchón nuevo hasta mover los muebles para adaptarlos a su gusto personal.

 

Disfrutar de bienestar es lo más importante para nosotros. Por eso, nuestros apartamentos con servicios en Barcelona ofrecen libertad total para que disfrutes de tu espacio como a ti te guste. Además de incorporar atenciones como un servicio de enfermería las 24 horas, que en caso de sufrir problemas como el insomnio te podrá atender y dar recomendaciones para combatirlo.

 

Otros servicios con los que podrás dormir con más tranquilidad son un mantenimiento de las instalaciones, seguridad integral y recepción. Si sientes que alguien vela por tu seguridad, muchas de las preocupaciones que te quitan el sueño desaparecen, y tu calidad de vida mejora de forma notable.

 

Además, podrás disfrutar de una vida social activa, recibiendo a familiares y amigos cuando te apetezca, conociendo gente nueva que vive en el edificio y participando en actividades y aficiones con las que podrás mejorar tu estilo de vida. Cuando te haces mayor es momento de llevar una existencia más plena y aprovechar el tiempo libre.

 

Si sufres problemas de insomnio, no te resignes. Deja a un lado los mitos que no hacen más que empeorar la situación, pon en práctica alguno de los consejos que te mostramos y, en caso de que te plantees usar fármacos nunca tomes nada sin supervisión de un profesional.

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Últimas entradas
Imagen de seguimiento