Viviendas para mayores cerca de casa

Miércoles, 2 de Septiembre de 2015

Las viviendas tuteladas se han convertido en una alternativa atractiva para que las personas más longevas disfruten de la vida en unas condiciones óptimas.

 

Estos servicios se están consolidando, puesto que cada vez son más las personas que optan por trasladarse a pisos tutelados. Se trata de personas que no se encuentran en situación de dependencia. Sin embargo, optan por tener una serie de atenciones sin perder su estilo de vida.

 

 

Por lo tanto, las personas interesadas en estas viviendas son los propios mayores y sus familiares. Una de las razones que motivan este interés estriba en que las viviendas tuteladas no rompen los vínculos de estas personas con su entorno. De hecho, existe una amplia oferta de pisos (en alquiler o a la venta) en las zonas más selectas de Barcelona. Resulta esencial que las personas puedan vivir cerca de sus familiares y en zonas con conexiones fluidas y acceso a todo tipo de servicios esenciales.

 

 

viviendas tuteladas

 

 

Los servicios de conserjería y alarmas en las habitaciones garantizan que cualquier necesidad o problema pueden ser atendidos sin demora. Estas asistencias se prestan con toda profesionalidad y están destinadas a mantener un alto nivel de calidad de vida. En todo caso, las personas continuan con un amplio espacio de autonomía, la cual es imprescindible para la satisfacción personal.

 

 

Los pisos tutelados también evitan el aislamiento. Eliminar las preocupaciones siempre supone un alivio que se agradece.

 

Estas viviendas, por otro lado, cuentan con todos los servicios que deben exigirse a un alojamiento de alto standing. Además, los pisos que se ofertan en Barcelona disponen de mobiliario e instalaciones de lujo. Están pensados para personas exigentes.

 

 

 

pisos tuteladas

 

 

Aparte de la asistencia médica, hay que tener en cuenta que los servicios de limpieza y mantenimiento se encargarán de que las instalaciones siempre se encuentren en perfecto estado de revista. Asimismo, se facilitan los desplazamientos a través de ellas y las salidas. La accesibilidad, en consecuencia, constituye un requisito garantizado.

 

 

Estos servicios se complementan con otros de índole social (acceso a Internet, bibliotecas, zonas de descanso, etc.), siempre en un entorno cuidado y agradable (con zonas ajardinadas, por ejemplo). Cabe, además, la posibilidad de acceder a otros servicios adicionales, puesto que la dirección de los pisos tutelados puede actuar como intermediaria (peluquería, restauración...). Incluso es posible la organización de eventos para quienes ocupan las viviendas (cumpleaños, viajes, etc.).

 

Por otra parte, estas viviendas se ofrecen según las necesidades de las personas que las elijan (parejas, viudos/as, mayores con alguno de sus hijos...).

 

 

 

viviendas tuteladas

 

 

En conclusión, las viviendas tuteladas aúnan comodidad, seguridad e independencia. Por este motivo, su demanda no para de crecer. Comprobar in situ las calidades de los edificios y sus instalaciones y pisos se revela como una opción interesante para conocer de primera mano qué pueden aportar estas viviendas.

 

Pida presupuesto y plantéese seriamente la viabilidad y rentabilidad de apostar por la compra o el alquiler de pisos tutelados.

 

 

 

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Últimas entradas
Imagen de seguimiento