¡Vive la navidad en un piso tutelado!

Martes, 11 de Diciembre de 2018

Se acercan las fechas más especiales del año para la mayoría, y como no puede ser de otra manera, seguro que se espera recibir la visita de familiares y amigos. Algunos de ellos procedentes de lugares lejanos y que hacen el esfuerzo de desplazarse par ver al menos una vez al año a sus seres queridos. ¿Qué mejor manera de agradecerlo que organizan un gran evento para disfrutar todos juntos?

Una de las ventajas de vivir en un piso tutelado es que dispones de libertad completa para organizarlo todo, a tu gusto y siguiendo las costumbres que han identificado desde siempre estas fiestas. ¡Vamos a organizar la mejor fiesta del mundo!

 

 

caja de recuerdos

 

La decoración

 

Lo cierto es que hablar de la decoración no es una tarea fácil, ya que cada quién tiene sus preferencias. Lo bueno es que hay una serie de elementos que siempre están presentes, como puede ser el árbol que recuerda uno de los orígenes de estas festividades, procedentes del norte de Europa, donde abetos y pinos se adoraban como símbolo del renacer tras el invierno. Tampoco puede faltar un Belén, que puede estar en el interior del piso o poner de acuerdo a todos los vecinos para crear uno gigantesco con el que recibir a las visitas.

 

- Puertas y ventanas

 

El espumillón y los adornos no pueden faltar en una buena decoración, aunque lo mejor es ser moderados y no excederse. Una decoración tiene que ser alegre, luminosa y divertida, pero no excesivamente agobiante. Ten en cuenta que muchas veces menos es más, y un poco de nieve formando un dibujo en el cristal, una guirnalda de luces de colores o el clásico calcetín puede ser suficiente para crear un clima acogedor, que invite a pasar el rato compartiendo buenos momentos con la familia que viene de visita. Y por supuesto, con los nuevos amigos que se hacen en un piso tutelado.

 

- EL pasillo

 

Como hemos comentado antes, las zonas comunes son perfectas para asombrar a las visitas. Además se puede organizar como una estupenda actividad de grupo, donde todos los habitantes delas viviendas puedan compartir estupendos momentos decidiendo dónde se colocará el misterio, qué tamaño tendrá el rio e incluso cómo de escarpadas serán las montañas. Por no hablar de los personajes típicos de estas escenas, como quién será el famoso que haga la función de caganer, figura clásica en Cataluña que ha conquistado medio mundo.

El pasillo de la entrada puede ser un lugar perfecto para ubicar el Belén. Aunque también se puede ampliar a otras zonas como la sala de juegos e incluso el exterior, para dar la bienvenida a todo el que llegue incluso antes de que entre por la puerta.

 

 

Las felicitaciones

 

Tanto si van acercarse un día como si por alguna razón no van a poder, las felicitaciones siempre son una tradición. En tu piso tutelado tendrás la posibilidad de participar con otros en la elaboración de tus propias tarjetas. Puedes ver cuál es la idea que han tenido tus nuevos amigos para sus diseños, o compartir los tuyos si tienes un talento especial. Lo bueno es que siempre se genera un ambiente espectacular, un clima festivo que acompaña las semanas previas a la fiestas. Este es uno de los motivos por los que cada vez hay más personas decididas a vivir en pisos tutelados, porque nunca más se volverán a sentir solas.

Volviendo a las felicitaciones, al igual que con la decoración hay opciones para todos los gustos. Desde pintar tarjetas a mano con diversos materiales hasta hacer composiciones con efectos sorprendentes, por ejemplo contando y pegando figuras de cartulina. Eso sí, no te olvides de firmar dentro para que quienes lo reciban sepan que te has acordado de ellos.

Evidentemente no solo enviarás felicitaciones sino que también las recibirás. Una buena excusa para reuniros y disfrutar de las tarjetas y mensajes que os envían vuestros seres queridos con motivo de estas fechas. ¿Quién se atreve a romper el hielo? Es posible que al principo, sobre todo si es el primer año, haya algunos que se resistan un poco, pero en cuanto uno empiece a enseñar sus tarjetas, seguro que los demás harán lo mismo. ¡Otro de los muchos atractivos que tiene vivir en uno de estos pisos!

 

postales navidad

 

La cena en familia

La vida en un piso tutelado es estupenda por diversos motivos. Uno de los más importantes es que no volverás a sentir soledad en caso de que por algún motivo no tengas visitas, o que estas se limiten a un solo día, y que no coincidan con la cena tradicional. ¿Por qué no  organizar una cena familiar con otros habitantes del edificio? Puede que te encuentres con alguien que esté en una situación parecida, y se puedan hacer planes para cenar en compañia. ¡Incluso se puede hacer una mega fiesta cuando se acabe la cena, y bajar todos a tomar una copa para desearlos lo mejor!

Claro está, también se puede organizar todo para recibir a familiares y amigos que hagan planes para acercarse. ¿A quién no le gusta recordar esa receta especial que siempre te han pedido? O puedes asombrar a los tuyos con nuevas elaboraciones, intercambiando recetas con tus compañeros de vecindario. Además de ser una excelente forma de agradecer que hayan venido, también es una manera de estrechar lazos con quienes pasan contigo el resto del año, y descubrir un poco más acerca de sus gustos y origen.

Porque seguro que alguno ha descubierto recetas sorprendentes a lo largo de su vida, y ahora es el momento de compartirlas y disfrutarlas en épocas festivas como estas.

También es importante recordar que puedes escoger preparar la cena o que otros lo hagan por ti. El servicio de comidas de un piso tutelado permite hacer un encargo especial y uniros todos a la fiesta que tendrá lugar en el comedor. Y si lo planificas con suficiente antelación, también podrás reservar sitio para que te acompañen quienes se acerquen a hacerte una visita.

 

 

 navidad piso tutelado

Celebra con quien quieras en tu piso tutelado

 

Otro de los aspectos más positivos que tiene vivir en un piso tutelado es que nadie decide por ti quién o cuándo vendrá a disfrutar de las fiestas. Podrás organizar la celebración con quien quieras, porque vives en tu casa y tienes el control total de ello. Puedes reunir a todo el mundo para hacer una gran celebración, o hacerlo de forma más intima con reuniones de pocas personas a lo largo de todas las fiestas. ¿Quien le puso límites alguna vez a las reuniones familiares?

Imagina lo bien que os lo pasaréis tú y tu familia en la cena, sin que nadie os moleste y con total privacidad. Incluso podéis visitar después al resto de habitantes, para felicitaros mutuamente y dar a conocer a vuestros seres queridos. Todo es cuestión de organizarse y tener las cosas planeadas con antelación para que todo vaya bien.

 

 

La magia de las fiestas en el piso tutelado

No hay límites a las celebraciones en tu piso tutelado. Podrás pasar todo el tiempo que quieras en compañia de los tuyos, y vivir la magia de reuniros todos de nuevo como sucede cuando llegan estas fechas.

Lo bueno de estas fiestas es que aquí duran más que en otras partes del mundo. Quizás esta sea una de las razones por las que disfrutamos mucho más de ellas y las vivimos con mayor intensidad.

Desde la emoción de prepararlo todo decorando el piso hasta el final de reyes con la tradicional salida a disfrutar con los más pequeños para que prueben sus regalos, se puede tener un mes mágico, lleno de emociones e ilusión

Es curioso como a pesar de que los tiempos están cambiando, y nos rodea la tecnología, seguimos deseando que lleguen esas fiestas para compartirlas en compañía de las personas que nos importan. Las calles se llenan de luces y canciones populares que todo el mundo tararea sin parar. Los comercios se engalanan y ofrecen un ambiente que recuerda al de tiempos pasados e invita a recordar esos momentos en familia que se disfrutan tanto. Y por supuesto, tu piso tutelado se convierte en el centro de la actividad, donde recibir a quienes invites a venir o te anuncien con ilusión que este año se acercarán a compartir contigo un año más esta ocasión tan especial.

 

 

Una razón más para elegir estos pisos

 

La vida en un piso tutelado es sin duda una de las formas más prácticas de disfrutar de la navidad. Manteniendo la libertad que ofrece vivir en tu propio espacio, puedes organizarlo todo a tu gusto, compartiendo con quien quieres estos momentos tan mágicos.

No dejes pasar la oportunidad de vivir la emoción de cada año. Cenas en familia o con tus nuevos amigos, visitas de quienes llevas todo el año deseando que puedan aprovechar unos días libres para contarlo todo lo que están haciendo y, por supuesto, darle la bienvenida a u nuevo año repleto de ilusiones y proyectos con los que seguir enriqueciendo tu existencia.

 

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Últimas entradas
Imagen de seguimiento