Servicio de enfermería 24h, cuidando de tu salud en tu piso

Viernes, 5 de Julio de 2019

Vivir de forma independiente es una de las grandes ventajas de los pisos tutelados. Con una lista de servicios pensados en el bienestar de los habitantes, algunos de estos servicios son muy ventajosos. En esta caso queremos comentar el servicio de enfermería 24h, que aporta una seguridad y unos beneficios más que interesantes.

   

La importancia de contar con un servicio de enfermería 24h

  

Este servicio se integra en los apartamentos tutelados con la intención de no necesitarlo, aunque todos sabemos que en algún momento nos hace falta acudir a él. En algunas ocasiones se tienen necesidades especiales de salud, y hay que cuidarse de un modo específico, mientras que en otras, el contar con personal de enfermería bien formado en el mismo edificio hace que los tiempos de espera se eliminen, y todos los casos se atiendan de forma conveniente.

 

Además, hay otros motivos por los que es interesante tener durante todo el día un servicio de enfermería. Por ejemplo, recibir atención personalizada por parte de alguien a quien se cono ce y que conoce a los vecinos del edificio.

 

 

 

Al tener un servicio de enfermería las 24 horas en el piso tutelado, incluso los familiares que están lejos y no pueden acudir si pasa algo están más tranquilos, porque saben que todo estará bajo control, pase lo que pase.

 

Beneficios del servicio de enfermería 24h en tu piso tutelado

 

La lista de beneficios que aporta este servicio es muy grande. Tanto que es imposible enumerarlos todos, porque en cada caso seguro que existen nuevas ventajas que cabe mencionar. No obstante, destacaremos algunos de los aspectos más positivos de que haya un puesto de enfermería en los pisos tutelados.

 

Para empezar, y como su propio nombre indica, se cuenta con atención profesional a cualquier hora del día y de la noche, incluidos fines de semana y festivos. Nadie sabe cuándo necesitará que una enfermera le preste atención, por lo que esto es sin duda uno de los beneficios más significativos.

 

Otra ventaja es que cada turno es atendido por el mismo personal habitualmente. Esto significa que tanto los vecinos como las enfermeras se van conociendo con cada visita, lo que crea unos lazos de confianza fuertes, además de poder personalizar aún más la atención, porque no hace falta preguntar repetidas veces acerca de los antecedentes clínicos. Esto ayuda a reducir los tiempos y centrarse en lo que de verdad es importante, que es el cuidado de la salud.

 

También hay un beneficio que aporta recibir atención de enfermería por las mismas personas siempre. El factor emocional es muy fuerte, porque se crea un vínculo que ayuda a nivel psicológico. No saber quién nos va a atender si acudimos a un centro de salud puede generar un poco de ansiedad, que con este servicio desaparece.

 

Las personas que están en la enfermería del piso tutelado son tituladas universitarias, lo que garantiza la atención profesional de primer nivel.

 

Por último, aunque como hemos dicho la lista de beneficios es casi interminable, destacamos que además de atender en las instalaciones de enfermería habilitadas en el edificio para tal fin, también se presta servicio a domicilio en caso de dificultades para acercarse al puesto, como una indisposición o alguna enfermedad.

 

Visitas regulares para comprobar el estado de salud

 

En el servicio de enfermería se le da mucha importancia a la prevención y el mantenimiento de la salud. No hay que esperar a caer enfermos para recibir la visita del personal, ya que hay una serie de visitas regulares, por ejemplo para medir la tensión o ciertos niveles como la glucosa.

 

Estas visitas dan aún más confianza a los propietarios e inquilinos de pisos tutelados, porque sabemos que en cualquier momento se puede recibir la atención personal que se necesita, de forma rápida y eficaz.

 

También permiten tener una mayor autonomía a la hora de cuidar de la salud y el bienestar, y que al no necesitar salir del complejo para recibir atención, no se depende de nadie para que nos acerque a un centro de salud o a una farmacia si queremos comprobar que todo funciona como debe en nuestro organismo, o recibir determinados tratamientos como inyecciones. De todo ello se encarga el personal de turno.

 

 


 

 

Además, como en algún momento del año puede aquejarnos algún problema de salud, como un resfriado, una indigestión o una alergia, tener a mano el servicio de enfermería 24 horas hace que se sienta el mejor cuidado mientras nos estamos recuperando.

 

Botones de emergencia para llamar al servicio

 

Con el fin de facilitar todavía más el acceso al servicio de enfermería 24h, en las viviendas tuteladas hay varios puntos con un botón de emergencia. Si se siente una indisposición, basta con pulsar uno de ellos y de inmediato se recibirá la visita del personal de enfermería.

 

Por supuesto, esto solo se utiliza en caso de emergencia, pero da seguridad porque no importa cuál sea la situación o el momento en que suceda. Siempre se recibe la atención en el menor tiempo posible y de forma profesional.

 

Cómo se presta el servicio de enfermería

 

El servicio de enfermería es integral, y para prestarlo se cuenta con un historial de cada habitante en el que se tienen los antecedentes médicos y las acciones que se van realizando según pasa el tiempo.

 

Al hacer un seguimiento regular y personalizado, es mucho más sencillo prestar atención específica a determinadas situaciones que pudieran afectar la salud de alguna forma, tanto si se sufre algún tipo de problema crónico como a nivel preventivo. De este modo se puede aplicar el tratamiento adecuado sea cual sea el caso, siempre de forma individualizada y con pleno conocimiento.

 

El servicio de enfermería no se centra solo en la parte física de la salud, sino que tiene en cuenta también otros aspectos igual de importantes. El estado emocional y el ánimo necesitan cuidados aunque no se sufra de ninguna enfermedad para sentirse bien. De hecho, cuanto mejor esté alguien en este sentido, mayores posibilidades de sentirse bien físicamente tendrá. Se trata de un recurso preventivo muy recomendable, que ayuda incluso a facilitar la mejora cuando surge algún problema de salud.

 

Además, cuando ocurre algún tipo de problema que requiere atención, es muy importante prestarla de un modo amable y digno. Algo que el personal de enfermería siempre se esfuerza por hacer, todavía más cuando quienes atiende son personas a las que conoce y con las que trata a diario, porque se cruza con ellas mientras camina por el edificio.

 

Todo ello dando atención a uno de los aspectos mejor valorados de vivir en un piso tutelado: la autonomía. A diferencia de otros entornos, los pisos tutelados ofrecen un lugar donde cada quién vive como quiere, beneficiándose de la lista de servicios que se ofrecen, como un puesto de enfermería abierto las 24 horas del día para tranquilidad de quienes viven allí y de los familiares, que suelen ser quienes más dudas tienen al respecto.

 

Ayudas para cuidarse

 

Tener cerca a profesionales de la enfermería es algo muy bueno no solo para recibir asistencia. También se pueden hacer consultas relacionadas con hábitos de vida saludable, y recibir información personalizada para cada uno.

 

Hay que tener en cuenta que cada persona es diferente, tanto en sus costumbres como en sus capacidades. Recibir orientación individual en cuanto a cómo cuidarse mejor para mantener una buena salud es, sin duda, algo muy interesante.

 

Sentirse bien de salud contribuye a disfrutar más de la vida. Por eso en Artami disponemos de profesionales titulados, que además de poner en práctica sus conocimientos se encargan de que cada persona reciba atención específica, tanto si sufrimos un problema crónico que requiere tratamiento constante como si se trata solo de conservar la buena salud durante mucho tiempo

 

La tranquilidad de vivir con servicios de calidad

 

El servicio de enfermería 24h es un aliciente más para plantearse vivir en un edificio de apartamentos tutelados, bien sea como propietario o como inquilino. Todo está pensado para hacer la vida mucho más fácil, sin tener que renunciar a la libertad y la autonomía. Se puede disfrutar de las zonas comunes, conversar con otros habitantes, invitar a nuestros amigos o familiares y mucho más. Además de disponer de servicios como el de enfermería, rápido y eficaz para que en el momento en el que se necesite, se reciba la atención adecuada.

 

 


 

 

Cuidarse es una muestra de que nos queremos y buscamos nuestro bienestar. Y es normal que cuando sintamos que algo no funciona como debe, acudamos a un profesional que nos indique cuál es el camino a seguir. La ventaja de vivir en un piso tutelado con servicio de enfermería 24 horas es que no hay que desplazarse a ninguna parte. Solo hay que bajar al puesto donde se encuentra el personal responsable de velar por el bienestar de los habitantes del edificio, o pulsar un botón para recibir la atención necesaria.

 

Disfruta de la libertad y los servicios que proporciona tu piso tutelado cuidando de tu salud y bienestar de la mano de profesionales.

 

  

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Últimas entradas
Imagen de seguimiento