Reformas y espacios en tu piso tutelado

Lunes, 8 de Abril de 2019

Una de las dudas más frecuentes de quienes están pensando en vivir en un piso tutelado tiene que ver con el espacio. No tanto si las viviendas serán lo suficientemente amplias, ya que hay donde elegir, sino en si se puede hacer una reforma o cambiar la distribución del piso o si es obligatorio mantenerlo tal y como está.

 


Teniendo en cuenta que cada persona tiene sus gustos y preferencias en materia de decoración y su idea de lo que es una vivienda ideal, es bastante natural que surjan esta pregunta. Hoy daremos respuesta a esta y a algunas otras cuestiones relacionadas con las reformas y espacios en los pisos tutelados.

  

¿Es posible reformar mi piso tutelado?

  

La respuesta a esta pregunta es que si, y la razón es bastante evidente. Cuando adquieres una vivienda esta pasa a ser tu casa, y como tal tienes total libertad para decidir cómo quieres que sea. Tal vez quieras ampliar el salón para dar cabida a un número mayor de visitantes, adaptar el cuarto de baño a tus gustos o poner la cocina a la altura de tus necesidades.

 

En tu piso tutelado eres tú quien decide si cambias algo o lo dejas como está, sin que nadie te diga lo que puedes o no puedes hacer. La independencia que tienes de puertas para dentro es completa, de modo que no existe ningún impedimento a que realices la reforma que creas conveniente, sea grande o pequeña.

 


Insistimos en este detalle porque es importante: cuando te haces con tu piso tutelado estás entrando en tu casa, y como es natural eres tú quien decide cómo quieres que sea. Las viviendas se entregan para entrar a vivir pero no hay restricciones a que se hagan ajustes para acomodarla lo mejor posible a tus preferencias.

 

 

¿Qué tipo de reformas se pueden hacer?

 

Cualquiera que se pueda imaginar dentro de los límites normales. A continuación puedes ver algunas de las reformas que puedes hacer si necesitas ideas.

  

  

Pintar las paredes

 

Tal vez quieras darle un toque de color a las paredes y cambiar la pintura, colocar un mural o colgar estantes. Este posiblemente sea el cambio más tradicional, porque cada quien tiene unos gustos y es normal que sea de los detalles que más veces se retocan.

 

Reformas y espacios

 

Reformar el cuarto de baño

 

En diversas ocasiones los vecinos de las Arcadias han cambiado la bañera por un plato de ducha, que además de darle un aire más moderno al cuarto de baño es mucho más práctico.

 

Aprovechando esto también han renovado la grifería, el suelo o la iluminación. También se ven bastantes mamparas de baño en los pisos tutelados, para evitar que el agua salga hacia fuera y evitar resbalar.

 

Cambiar la cocina

 

En la cocina se pasa bastante tiempo a no ser que se prefiera aprovechar la opción de restauración que forma parte de los servicios que tenemos a disposición de los vecinos.

 

Si te gusta preparar tus platos y quieres tener una cocina a tu gusto, podrás cambiarla por completo sin problema.

 

Poner azulejos nuevos, muebles a medida o electrodomésticos más eficientes por dar alguna idea. Aunque seguro que sabes muy bien lo que necesitas para sentirte a gusto entre fogones.

 

Reformas y espacios

 

 

Ampliar el salón

 

Imagina que te gusta recibir muchas visitas en casa, y que el comedor parece que se te queda algo pequeño. Una de las cosas que puedes hacer es reservar el comedor privado donde celebrar algún evento. Aunque quizás prefieras hacerlo todo en casa porque lo haces muy a menudo.

 


No hay ningún problema. Hay vecinos que han querido tirar una pared y unificar espacios para darle mayor amplitud, y de este modo disponer de un espacio mayor para lo que les apetezca hacer.

 

Cambiar la distribución completa

 

Como no hay límites al tipo de reforma que puedes hacer en tu piso tutelado, si decides cambiar por completo el interior de la vivienda también es posible. Como se trata de algo de bastante magnitud, lo mejor es que lo planifiques bien, y así podrás disfrutar al máximo de los resultados.


En una reforma integral hay muchas cosas que se pueden cambiar. El límite lo marcan la imaginación y el tipo de materiales que quieras utilizar. Puedes poner suelos de madera, moqueta o baldosa, aplicar en las paredes algún acabado como estuco o gotelé, colocar un friso de madera en el pasillo, darle un toque vintage al baño con baldosas hidráulicas, etc.

 


En cuanto a la distribución, si lo decides puedes convertir dos habitaciones en una sola de gran tamaño, abrir una puerta para transformar el cuarto de al lado en un vestidor y mucho más.

 

 

Todo lo que se te ocurra

 

Además de todo lo que hemos mencionado, puede que tengas en la mente algún otro cambio que te gustaría hacer.

 

Las anteriores son solo algunas ideas por las que empezar, pero por supuesto podrás poner cada espacio como quieras, adaptarlos a tus necesidades o el gusto personal que tengas.

 

Estás en tu casa, tú decides cómo quieres que sea

 

Uno de los objetivos que tienen nuestros pisos tutelados es hacer que disfrutes al máximo de una vida plena y feliz. Por eso queremos que tengas la libertad de escoger cómo quieres que sea el espacio en el que vives, y que si hay algo que te apetece cambiar, lo hagas sin problema.

 

 

 

No importa si es algo pequeño o piensas darle la vuelta a toda la casa, o si te gusta todo tal y como está y no quieres tocar nada. En tu casa debes ser tú quien tome las decisiones que afectan a dónde y cómo vas a vivir.


Elegir cómo quieres que sea tu casa, cómo la quieres decorar y distribuir los espacios a tu gusto son detalles por los que algunos de los vecinos con los que compartirás instalaciones han dado el paso de vivir en las Arcadias.

 

Aparte de los muchos servicios de los que dispones y de estar en el centro de la ciudad, con todos los equipamientos que quieres a un paso. En definitiva, una completa y total libertad para vivir como quieras.

 

    Reformas y espacios

¿Qué tener en cuenta si quiero reformar mi casa?
 

Cuando vengas a ver los pisos que tenemos disponibles para ti, puedes empezar a planificar cómo quieres que sea. Imagina cuál será el color que te gustaría que tengan las paredes, dónde pondrás ese armario del que no te separas nunca o qué tipo de muebles le vas a poner a la cocina.


La planificación previa es importante porque así sabrás qué es lo que quieres conseguir. Puedes ir mirando los elementos que encajan mejor con ello y empezar a reformar tu casa nueva en cuanto la tengas.

 


Algo que te recomendamos a la hora de acometer reformas y espacios es elegir materiales de calidad para que el resultado sea el mejor posible. Una vez que empiezas a reformar, seguramente quieras que los cambios sean duraderos y los acabados perfectos, y esto solo se puede conseguir prestando atención al tipo de material que se escoge.


Como es natural, cuando se realizan obras de reforma puede haber algunas molestias. Procura que estas sean lo menos posibles, para que el resto de las personas que viven en los pisos tutelados sigan disfrutando tranquilamente de su hogar. Respetar los horarios ayudará a cuidar la convivencia y ser buenos vecinos.

 

Los pisos tutelados te proporcionan libertad completa
 

Las diferencias entre un piso tutelado y otro tipo de vivienda está en la dotación de servicios y comodidades que te ofrecen los primeros.

 

No tendrás que preocuparte de la comida o la colada si no quieres, entre otras muchas ventajas. Por lo demás, seguirás haciendo la vida normal que has estado llevando anteriormente, viviendo cómodamente en tu casa y compartiendo con quien quieras tu tiempo.


Todo esto contribuye en gran manera a tu bienestar, porque la única persona que controla tu vida eres tú. En tu piso tutelado decides qué es lo que se hace, si cambias los espacios, o se quedan como están.

 

Si quieres mantenerlo todo tal cual y más adelante tienes otra opinión, puedes hacer reforma cuando te apetezca. Al adquirir una vivienda esta pasa a ser tu casa, y por eso si quieres cambiar algo en algún momento para sentirte más a gusto es algo que eliges tú.


Algunos de los vecinos que tendrás en tu nuevo piso tutelado tenían las mismas dudas que puede que tengas ahora mismo. Cuando se dieron cuenta de que es posible hacer cualquier cambio en la vivienda, se decidieron a mejorar su vida viniendo a vivir a las Arcadias.

 

Unas instalaciones de primera, atendidas por personal experto y que vela en todo momento por garantizar el bienestar de todos los que viven y disfrutan de todo tipo de comodidades y servicios.


Ven a ver las viviendas que tenemos disponibles y podrás tomar contacto con algunas de las personas que ya están disfrutando de una libertad más plena.

 

Todo está preparado para que te vengas a vivir tú también. Y si quieres cambiar algo de tu nuevo hogar, perfecto.

 

 

 

 

 

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Últimas entradas
Imagen de seguimiento