¿Qué son las viviendas tuteladas para mayores?

Miércoles, 7 de Junio de 2017

¿Eres una persona de edad avanzada pero con espíritu joven? ¿Eres dinámico y te gusta estar activo? ¿Amas tu autonomía? Las viviendas tuteladas para mayores son tu lugar idóneo. En su seno, estás arropado, cómodo y envuelto en un agradable ambiente.

 

Nacen en los inicios de la década de los 80. Son viviendas destinadas a una, dos o tres personas. En ellas, desarrollas una vida independiente y de calidad, además de ofrecerte flexibilidad para que abordes tu existencia de forma óptima.

 

 

¿Por qué pisos tutelados para personas mayores?

 

El informe Eurostat arroja datos sobre las previsiones demográficas para 2030. Estima que los europeos mayores de 65 años alcanzaremos los 124 millones, lo cual implica el 42 % del conjunto de la población.

 

Por otro lado, en España, según datos del CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas) y del INE (Instituto Nacional de Estadística), las personas mayores de 65 años y más representan un 18,4 % de la población en 2016.

 

España envejece, pero lo hace con una esperanza de vida en incremento, según apunta el CSIC. De hecho, nos encontramos que esta se sitúa entre las más altas de la Unión Europea y del mundo.

 

¿Y qué hay de la felicidad de los mayores? En general, las personas mayores tienen cotas tan altas o más que las generaciones jóvenes en el continente europeo.

 

 

viviendas tuteladas

 

Esta información perfila necesarios nuevos modelos de vivienda, como son los pisos tutelados para mayores.

La necesidad de extender y mejorar los servicios de atención a las personas que han ingresado en la vejez se nutre, además, de otras variables cualitativas. Entre ellas, destacamos:

 

- Independencia en tu estilo de vida.

- Aumento de personas que viven solas, como puede ser tu caso.

- Disminución del número de hijos, con el consiguiente aumento de las personas que no tienen descendencia. 

 

¿Te sientes identificado? Si es así y buscas un espacio donde desarrollarte plenamente, las viviendas para mayores están hechas para ti.

 

 

 

Viviendas para mayores, una tendencia al alza

 

Las viviendas tuteladas fueron ideadas y pensadas para personas que no tenían necesidad de cuidados.

 

Esto ha llevado a lo que pueden ser las casas del futuro: viviendas para toda la vida, las cuales parten de tus intereses y deseos, que aspiras a tener una vida integrada en la comunidad. Además, este tipo de vivienda es capaz de resolver circunstancias como cuidados de larga duración. Por este motivo, en los últimos años ha nacido un nuevo concepto de hogar, en el que los pisos tutelados despuntan.

 

 

viviendas tuteladas para mayores

 

La tendencia en el ámbito internacional es al alza, con modelos de alojamiento que constituyen una alternativa clara, poniendo el énfasis en que dispongas de una vivienda propia y en la preservación de tu autonomía personal.

 

Disponen de servicios como la manutención, espacios comunes para que te relaciones y desempeñes las actividades que más te gusten. Por otra parte, cuentas con personal especializado y disponible las 24 horas del día. Además, convives con personas de tu misma generación.

 

 

 

¿Qué caracteriza a los pisos tutelados?

 

Estas son viviendas en las que puedes estar solo o conviviendo con una o dos personas más. Por lo general, las adquieres por compra o alquiler.

 

El propósito fundamental de estos pisos es proporcionarte alojamiento y supervisión, si tu vivienda no está en condiciones de habitabilidad. Esto es, no disponen de las características adecuadas para que desarrolles una vida plena y de calidad.

 

De este modo, los apartamentos tutelados son lugares destinados a ti, que puedes valerte por ti mismo. Se trata de pequeñas unidades donde hospedarte o compartir tu vida diaria con personas de tu misma generación.

 

Lo habitual es que los supervise una entidad de servicios sociales, bien sea privada o pública. Los profesionales responden y atienden tus necesidades de forma personalizada a lo largo de las 24 horas del día.

 

Además, cuentan con otros servicios adicionales. Así, dispondrás de servicio de comedor o podrás entregar tu ropa para que te la laven. Asimismo, tendrás tu estancia impecable, gracias al servicio de limpieza. Podrás hacer ejercicio en el gimnasio y recibirás atención sanitaria si la precisas.

 

atencion sanitaria pisos tutelados

 

¿Qué opciones te brindan? Pueden ser individuales, dobles o incluso triples. De esta forma, puedes compartirlos con tu cónyuge, un amigo o un hijo mayor o en situación de dependencia.

 

Los requisitos de tu piso tutelado

 

Para que puedas desarrollar una vida agradable y cómoda, los pisos tutelados están proyectados siguiendo una serie de requisitos:

 

- Están ubicados en lugares céntricos, de fácil acceso y próximos a servicios como centros de salud, iglesias o bancos.

- Se encuentran plenamente integrados en el entorno.

- Son habitables. ¿Qué quiere decir esto? Que cumplen con una serie de condiciones de accesibilidad, como la supresión de barreras arquitectónicas.

 

Es recomendable que estas viviendas no se encuentren situadas en vastas organizaciones. Es requisito fundamental que te relaciones con otras personas de todas las edades. Te ofrecerán distintas formas de pensar, sentir y hábitos diferentes a los tuyos.

 

En lo que respecta al tamaño, resulta apropiado contar con unas dimensiones acordes a las personas que habitéis en él. El hacinamiento o colapso produce problemas de convivencia.

 

En este sentido, has de tener tu propio espacio, donde ubicar tus enseres y pertenencias. Un lugar íntimo y privado, que personalices a tu gusto.

 

 

 

¿Para quiénes están previstas estas viviendas?

 

Has cumplido los 65 años y no presentas problemas para desarrollar tus tareas cotidianas como vestirte, asearte, desplazarte o alimentarte. Por tanto, gozas de autonomía tanto física como psíquica.

 

 

pisos tutelados para mayores

 

Además, no arrastras ninguna alteración que te impida actuar con independencia o que te dificulte la convivencia con otras personas.

 

Si optas por la opción de compartir tu espacio con otras personas, has de implicarte. Este hecho hace que la convivencia funcione en todos los aspectos.

 

No solo en el trato con el resto de habitantes de la vivienda, sino también en el cuidado del hogar en el que convivís.

 

 

 

¿Qué ventajas te ofrece un hogar tutelado?

 

Has pasado la barrera de los 60 años y te sientes en plenitud. Tu vida ha sido un conglomerado de alegrías y los momentos menos buenos te han dejado aprendizajes. ¿No es así? Te mereces un hogar, en el que seguir desarrollándote como persona, donde encuentres múltiples ventajas.

 

 

Asistencia las 24 horas del día

 

Tu apartamento tutelado cuenta con un servicio nocturno de vigilancia, que te mantendrá seguro. Además, dispone de portería, con lo cual puedes recibir correspondencia y atender a tus visitas, entre otros aspectos.

 

Por si esto no es suficiente, el personal sanitario toma nota de tus preferencias nutricionales y requisitos médicos. Organiza, de este modo, los menús y la toma diaria de medicación.

 

Enfermeras tituladas están a tu disposición las 24 horas del día y los 365 días del año. Te toman la tensión, están atentas a posibles dolencias, administran la medicación y coordinan las visitas médicas.

 

Menús para cada día del año

 

Una dieta sana es básica para que te mantengas enérgico. Por ello, los hogares tutelados acogen un restaurante, aunque dispones de cocina en tu estancia.

 

Cada día, el chef planifica los cuatro o cinco menús para que te alimentes de forma saludable.

 

Limpio e impecable

 

Tu apartamento estará pulcro e impecable durante todo el día. Contarás con un servicio de limpieza disponible en todo momento, para evitar que pierdas el tiempo en tareas domésticas. Este es un servicio opcional, igual que los de lavandería, planchado y plegado de la ropa.

 

Reparaciones y mantenimiento

 

¿Se ha roto una tubería? ¿No funciona correctamente el WC? No tienes que invertir tiempo en estas tareas que resultan agotadoras. Un especialista lo hará por ti, manteniendo tu apartamento en perfecto estado en todo momento. Suele disponer de un taller en el mismo edificio.

 

 

 

¿Qué objetivos acogen?

 

El principal fin que persiguen es que permanezcas en tu entorno acostumbrado con una calidad de vida excelente. ¿Qué se pretende? Ni más ni menos que alargues tu autonomía funcional y social.

 

Este objetivo se consigue gracias a un modo de vida comunitario, que fomenta tu participación dentro de un grupo reducido. Las actividades lúdicas y tus relaciones con personas de tu misma edad potencian al máximo tus capacidades.

 

 

pisos para mayores

 

La soledad, el desarraigo o el aislamiento son sentimientos muy habituales entre las personas mayores. Quizá lo has comprobado por tu propia experiencia. Estos se mitigan cuando se establecen relaciones entre los mismos miembros de un grupo, bien sean familiares, amigos o compañeros, o con otras personas de edades diferentes y estilos de vida diversos.

 

La diversidad es un aspecto clave para que te enriquezcas. En el seno de los pisos tutelados no tienes por qué estar recluido. Puedes entrar y salir, relacionándote con otras personas del entorno: adolescentes, jóvenes o personas de mediana edad.

 

Se crea, de este modo, un ambiente similar al familiar, que brinda una sensación de bienestar. Te sientes, además de cómodo, con una sensación de plenitud y alegría. Además, disponer de profesionales médicos te traerá tranquilidad y seguridad.

 

Por tanto, desarrollarte con integridad y saludable, siempre amparado, compartiendo tus vivencias y abriéndote a otras nuevas, es posible. Y ello gracias a los pisos tutelados, en los que Artami es una de las mejores opciones. Calidad y calidez se unen para darte el mejor hogar en Barcelona.

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Últimas entradas
Imagen de seguimiento