Que són las viviendas tuteladas para mayores

Miércoles, 19 de Agosto de 2015

Cumplir años debe ser sinónimo de libertad e independencia y esa sensación, una vez lograda, ya no ha de perderse nunca. A medida que cumplimos años, no envejecemos, sino que entramos en una tercera juventud. Continuamos siendo rebeldes e independientes, adoramos sentirnos libres, aunque haya personas, y en especial nuestros hijos, que creen que necesitamos que nos cuiden. Pero nosotros lo que queremos es disfrutar a tope de la vida, y una manera efectiva de lograrlo es viviendo en viviendas tuteladas. Una alternativa estupenda a pasar largas temporadas en un hotel, porque cuenta con los mismos servicios que estos e incluyen un sinfín de servicios exclusivos.

 

 

El máximo confort y cuidados

 

Las viviendas tuteladas son viviendas que inspiran sensación de hogar, pero con la peculiaridad de que las personas que viven en él disfrutan de un servicio permanente de profesionales que atienden sus necesidades, sean cuales sean estas, facilitando mucho su vida. De este modo, en estas viviendas podemos tener a nuestro servicio a cocineros, psicólogos, especialistas en salud y en nutrición que elaboran menús a nuestra medida, entrenadores para mantenernos en forma, masajistas, médicos y otros profesionales de salud si llegásemos a necesitarlos.

 

viviendas tuteladas

 

Se trata, en realidad, de crear un hogar donde las personas podamos disfrutar los mejores años de nuestra vida. Y, además, recibiendo las mejores atenciones. Como si estuviésemos en un hotel de lujo, aunque con el calor y la comodidad de un hogar permanente.

 

 

Toda clase de servicios y profesionales a su servicio

 

Estas viviendas tuteladas cuentan con un equipo multidisciplinar de médicos y trabajadores sociales que velarán por la salud y el bienestar del mayor. Además de médicos, el servicio ofrece también cuidadores y limpiadores, entre otros.

 

El número de personas que conviven en estas viviendas es variable. Siempre asegurando, por un lado, la independencia y privacidad. Por otro, el bienestar de los inquilinos, que tendrían cerca al personal dispuesto a realizar todos los servicios que necesita. Durante su estancia en estas viviendas, logramos sentirnos libres e independientes pero protegidos, justo lo que necesitamos para vivir en plenitud.

 

 

pisos tutelados

 

La vida más cómoda para vivir esa tercera juventud 

 

Hoy en día, las personas que superamos los 55 años entramos en una tercera juventud. El objetivo es disfrutar al máximo gozando de los años de jovialidad que todavía se conservan a estas edades. Si antes se concebía la jubilación como una etapa en la cual debías sentarte a esperar lo que otros quieran hacer, ahora sabemos que la vida está para aprovecharla y, una vez jubilados, ya no hay que soportar más obligaciones. Es hora de dedicarse a lo que más gusta, y hacerlo con el confort de sentirnos arropados por personas que se afanan en convertir la vivienda tutelada en un hogar seguro y agradable.

 

Climatización y dietas de lujo

 

Por supuesto, se trata de viviendas con climatización. Y es posible contar con servicio de dieta personalizada ajustado a las necesidades de cada persona. Realmente es como vivir en un hotel, aunque mucho mejor. Cuenta con espacios para recreo, salones espaciosos, vestidores amplios, etc.

 

Si se necesita, se puede solicitar servicio de peluquería y podología. También lavandería, restaurante, bar, zonas de juegos y terrazas para tomar el sol. Es momento de abandonar las obligaciones y dejarse llevar por el placer del descanso.

 

vivendas tuteladas

 

El regalo a toda una vida de trabajo

 

Las viviendas tuteladas un regalo para quien decide probar la experiencia de vivir en compañía y con los servicios más personalizados. Y, además, estos pisos de lujo cuentan con tecnología inteligente, que permite activar sus servicios y dispositivos de la manera más sencilla.

 

 

 

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Últimas entradas
Imagen de seguimiento