Piso tutelado: la importancia de la vigilancia 24h

Jueves, 6 de Septiembre de 2018

Cada vez más, las personas con necesidades especiales se plantean mudarse a un piso tutelado para vivir de forma independiente y con la seguridad que necesitan. No obstante, para muchas personas la existencia de este tipo de viviendas y sus ventajas son todavía desconocidas. En este artículo vamos a explicarte qué te ofrecen centrándonos en una de sus características principales, la vigilancia continua.

Pisos tutelados con vigilancia 24h

¿Qué es un piso tutelado?

Si no has escuchado la expresión concreta de piso tutelado, quizás hayas escuchado la expresión apartamentos con servicios. Ambos términos son sinónimos y dependiendo de dónde residas puede utilizarse uno u otro indistintamente.

Estos consisten en unas viviendas que están pensadas específicamente para personas mayores o con necesidades especiales que necesitan de servicios concretos pero no quieren renunciar a su intimidad e independencia en su propio hogar. Se trata de viviendas privadas e independientes en una comunidad de propietarios. Así, los edificios que contienen este tipo de pisos tienen dos partes principales que hay que diferenciar:

- Zonas comunes donde se prestan todo tipo de servicios pensados para satisfacer las necesidades de los inquilinos.

- Viviendas particulares donde cada inquilino tiene su piso propio y su intimidad. Estas estarán unidas a los espacios comunes mediante una serie de mecanismos de seguridad que evitarán que cualquier persona se cuele en las inmediaciones sin una autorización o pase de residente.

Pues bien, cuando alguien decide adquirir alguno de estos pisos, tiene derecho a disfrutar de todos los servicios y espacios comunes que se encuentren en el edificio en cuestión.

¿Qué ofrecen los apartamentos con servicios?

Para que entiendas mejor en qué consisten estos apartamentos, vamos a explicarte los servicios básicos que ofrecen y que aumentan el confort y bienestar de las personas mayores.

Qué ofrecen los apartamentos con servicios

Vigilancia 24 horas

Esta es una de las características más importantes. La seguridad es algo vital en estos edificios y recintos por lo que todos ellos cuentan con un servicio nocturno de vigilancia que se ve complementado con el servicio de atención diurno que controlan los accesos al edificio.

Además, este servicio diurno se encargará de recoger la correspondencia, dirigir a las visitas familiares y tomar nota de las preferencias de los propietarios en los menús de comida diarios.

Enfermería 24 horas

Este también es otro de los pilares clave de estos pisos tutelados. En el propio recinto hay un servicio de enfermería compuesto por enfermeras tituladas. Todas ellas conocen a los inquilinos y saben dónde está su apartamento.

Entre sus labores hay que destacar la toma de tensión, puesta de inyecciones, reparto de la medicación y, cómo no, la coordinación de las visitas médicas que se necesiten.

Por último, destacar que aunque lo ideal es que los inquilinos acudan a la enfermería en sí, ellas pueden ir a domicilio si el propietario se encuentra indispuesto.


Mantenimiento y reparaciones

Este servicio es muy importante para garantizar la comodidad de todos los propietarios. Las pequeñas averías que se produzcan en el edificio o en las viviendas personales serán reparadas de forma inmediata.

Y en caso de que suponga algún coste, tan solo será el del recambio en sí. Nada de honorarios ni transporte.


Limpieza

Por último, pero no menos importante, en estos pisos está asegurada la limpieza tanto en las zonas comunes como en los apartamentos individuales. De esta forma, quienes residan en ellos no tendrán que esforzarse en realizar tareas de higienización que serán llevadas a cabo por un o una profesional.


¿Por qué es tan importante la vigilancia 24 horas?

Como te hemos mencionado anteriormente, la vigilancia es uno de los aspectos más importante de este tipo de pisos. Esto se debe a que las personas mayores son más vulnerables a ojos de los delincuentes. Y esto no lo decimos nosotros, lo dicen las estadísticas.

Por que es importante la vigilancia 24 horas
Debemos tener en cuenta que la población española tiene un gran porcentaje de personas mayores de 65 años. Personas que, en muchos casos, viven solas o pasan solas varias horas al día. Por ello, se convierten en el blanco perfecto de los malhechores y estafadores.


Los delincuentes se centran más en las personas mayores


En Barcelona, los Mossos d'Esquadra desarticularon dos organizaciones criminales que se dedicaban a hacerse pasar por revisores del gas. Ha habido más de 340 víctimas de estas organizaciones que han sido estafadas en sus propias casas.

El modus operandi era llamar a las víctimas por teléfono para informarles de que pasaría un revisor del gas. Después de esto, con la excusa de que le había instalado un nuevo dispositivo para que el servicio fuera de mejor calidad, les cobraban 150 euros. Pues como este ejemplo, hay cientos de estafas diferentes cada año cuyo objetivo principal son las personas de avanzada edad.

La edad te hace más confiado

Aunque la norma general sea pensar que los viejos se vuelven más gruñones, esto es totalmente mentira. Por el contrario, recientemente se han llevado a cabo estudios que indican que las personas mayores se vuelven más confiadas. Para llegar a esta conclusión se examinaron a doscientas mil personas de ochenta y tres países. Así pues, conforme envejeces, te vuelves más propenso a ver las cosas buenas de la vida. Ves lo mejor de los demás y perdonas las decepciones que tuviste cuando eras más joven.

Los mayores son más confiados


Este es el motivo por el cual los padres y madres autoritarios son más permisivos con sus nietos de lo que lo fueron con sus hijos. Con los años, te vuelves más optimista y esto te hace centrarte menos en los errores de quienes te rodean. 

Ciertamente, esta es una capacidad muy positiva ya que ayudará a que las personas mayores se sientan mejor en su día a día. No obstante, no todo lo que implica es positivo. De hecho, esto hace que se vuelvan un objetivo mucho más fácil a ojos de quienes quieren delinquir. Por ello, hay que aumentar la precaución.


A veces el remedio es peor que la enfermedad

Otro hecho destacable es que hay muchas personas mayores que son conscientes del aumento de su vulnerabilidad y esto les lleva a contratar a personas que les ayuden en su día a día. Ya sean acompañantes que vayan unas horas al día, trabajadores interinos que convivan con ellos o simplemente personas que les ayuden a mantener la higiene de su hogar y vayan algunos días en semana.

Esto es, por una parte, positivo ya que la persona mayor estará más respaldada al menos durante algunas horas. Sin embargo, ¿cómo puedes fiarte de una persona a la que acabas de contratar? Especialmente cuando el puesto implica la interinidad en tu domicilio, puede ser muy peligroso.

No han sido pocos los casos en los que los cuidadores de las personas mayores han resultado ser unos estafadores que les han robado dinero, joyas y muchas otras pertenencias de valor. Pocos remedios hay para evitar esto más allá que el de alquilar un piso tutelado en el que todos los servicios y atenciones estén supervisados y tengan una garantía de que la persona no va a ser estafada.

Además, en muchas ocasiones resulta más económico mudarse a un apartamento con servicios que pagar a alguien para que se interne en tu hogar. ¿Por qué? Pues muy sencillo, además de su sueldo, tendrás que abonar el aumento de las facturas en los suministros y el aumento en el gasto de comida.

Y todo ello arriesgándote a ser estafado. Así pues, el remedio puede resultar peor que la enfermedad y todo ello sin que sean verdaderos profesionales quienes te están prestando sus servicios.


El piso tutelado, tu mejor opción

De esta manera, para asegurar tu seguridad al cien por cien lo ideal son los apartamentos con servicios. Además de proteger las entradas y salidas por la noche con un personal experto en seguridad y vigilancia, por el día todo el recinto estará protegido gracias al servicio de recepción. 

Apartamentos con servicios, tu mejor opción

Cualquier persona que no haya sido previamente autorizada no podrá entrar. Los inquilinos deberán avisar de quiénes vendrán a visitarles y en caso de que los familiares se presenten por sorpresa se notificará al propietario antes de que puedan entrar para que confirme que, efectivamente, son familiares.

Ni que decir tiene que en estos edificios no hay cabida a estafas como las de los revisores del gas. Cualquier tipo de visita técnica estará avisada y confirmada oficialmente con antelación y en ningún momento entrarán en los apartamentos individuales sin supervisión del personal del edificio.

Por último, destacar que en caso de que se produzca cualquier emergencia, el personal de estos edificios cuenta con protocolos de evacuación y seguridad adaptados a las personas mayores por lo que no habrá ningún tipo de peligro en este respecto.

En definitiva, lo mejor para asegurar la protección y el bienestar de las personas mayores es estar en un piso tutelado. Además de tener todas sus necesidades cubiertas, contarán con la posibilidad de llevar a cabo actividades individuales y en grupo para evitar la soledad y el aislamiento.
 

 

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Últimas entradas
Imagen de seguimiento