Los pisos tutelados como alternativa de estilo de vida más activo

Miércoles, 6 de Septiembre de 2017

 

Cumplir años no significa detenerse, al contrario, representa comprensión y aplicación práctica sobre cada experiencia vivida. En los pisos tutelados para mayores puedes encontrar todo tipo de facilidades para continuar con ese estilo de vida, saludable y activo, que tanto te gusta. Al mismo tiempo que conservas tu independencia, dispones de todas las comodidades tanto individuales como colectivas, para que no tengas que preocuparte por tu seguridad. 

 

La mentalidad de las personas está cambiando. La esperanza de vida ha incrementado el tiempo de disfrute de todas aquellas actividades aplazadas durante la época laboral. Aunque la proporción de adultos mayores aumenta en todo el mundo y la familia sigue siendo el soporte básico, el ritmo de vida actual impone sus condiciones. En muchas ocasiones, las personas de este amplio colectivo conservan toda su autonomía, energía y vitalidad. Aunque requieren cierta atención médica, no necesitan renunciar a su independencia, por lo que los apartamentos para mayores se han convertido en una opción muy deseable. 

 

Dentro de ese estilo de vida se recomiendan hábitos saludables, como una dieta variada y equilibrada, socializarse y evitar situaciones de aislamiento y soledad o realizar algún tipo de actividad física.

 

 

actividad

 

Hacer ejercicio físico es beneficioso a cualquier edad. Siempre va a implicar un buen estado de salud y de ánimo, porque el cuerpo necesita moverse para funcionar bien. Por eso, cualquier momento es bueno para comenzar a practicar. A medida que vamos cumpliendo años resulta muy necesario para poder mantener una buena salud, física, emocional y mental.

 

 

 

 

 

Practicar deporte es beneficioso

 

Con el ejercicio físico tanto la masa muscular como la densidad del hueso aumentan, lo que disminuye el riesgo de caídas o fracturas. 

También disminuye el colesterol malo y la grasa excesiva, por lo que las personas logran mayor flexibilidad y una mejoría de su circulación sanguínea, ya que la presión arterial se regula.

 

La capacidad respiratoria aumenta y la resistencia del corazón también, con lo que llega un mayor aporte de oxígeno al organismo.

En combinación con la dieta, mejora el metabolismo celular frente a la diabetes tipo II, o reduce los riesgos de padecerla.

 

La capacidad intelectual se conserva y, al segregar endorfinas (hormonas que contribuyen en la felicidad y bienestar), decrece la posibilidad de caer en depresión, sufrir estrés o ansiedad. Además, se reduce el insomnio.

 

 

tercera edad actividad

 

Te relacionas con otras personas, así evitas el aislamiento y la soledad.

 

Además, si hubieras desarrollado alguna enfermedad que limite tus movimientos o dificulte el buen funcionamiento del cuerpo, hacer ejercicio puede mejorar sensiblemente el malestar, incluso puede dejarlo en niveles mínimos. Siempre vas a sentir bienestar y salud.

 

 
 

   

Consejos antes de empezar

 

En nuestros apartamentos para mayores, lo primero que recomendamos es realizar un reconocimiento previo al inicio de la práctica deportiva. Cuando consultes a tu médico, te realizará una prueba de esfuerzo que, junto con tu historial, determinarán el tipo de ejercicio y su intensidad. Además, este examen también sirve para desechar la posibilidad de alguna enfermedad cardíaca silenciosa.

 

Si te gusta, practica deporte en grupo con personas de similar condición física. Puede resultar un pretexto excelente para relacionarse con los demás. Compartir los buenos momentos es una de las experiencias más motivadoras que existen.

 

Comienza siempre con un calentamiento. Continúa con el ejercicio que te guste, pero de forma ligera, con tiempos cortos y descansos frecuentes. Termina con una pequeña sesión de elasticidad y relajación, para eliminar tensiones y evitar la fatiga.

 

Es aconsejable no practicar deportes cuya intensidad, grado de contacto o riesgo de accidente supere tus capacidades físicas. 

 

 

 

actividad en grupo

 

 

 

Qué tipo de ejercicio puedo realizar

 

Cualquier ejercicio que te divierta y anime, siempre que no suponga un exceso de carga o tensión, según tus características personales.

 

Una vez que se comprueban sus múltiples beneficios, la actividad física seduce, de tal manera que ya no quieres abandonarla y pasa a convertirse en una actitud, una costumbre saludable que forma parte de tu vida cotidiana. 

 

Algunas sugerencias podrían ser:

 

- Caminar, marcha o senderismo. Dicen que "quien mueve las piernas, mueve el corazón". Es el deporte más sencillo, económico, fácil y accesible, ya que siempre ha sido la forma habitual de desplazarse. Dependiendo de la rapidez del paso y de la pendiente del camino, necesitaremos más o menos esfuerzo. Se recomienda a cualquier edad, como hábito saludable indispensable en nuestra vida. Lo único requerido es un calzado adecuado y tener ganas.

 

- Natación o gimnasia dentro del agua. Indicada en cualquier edad, es uno de los deportes que mejor se adapta a las condiciones físicas personales, ya que el agua amortigua los impactos que sufren las articulaciones, el peso de la gravedad y proporciona una agradable y placentera sensación, al tiempo que pone en movimiento todos los músculos del cuerpo. Aumenta la capacidad pulmonar y la resistencia cardíaca, asimismo estimula la circulación sanguínea y calma el estrés.

 

 

natación tercera edad

 

 

- Ir a bailar. Es una forma de expresar las emociones, a través del movimiento, con la que puedes mantener una buena forma física y, además, divertirte. Sus movimientos requieren que los músculos se vuelvan elásticos y, al quemar calorías, evitas sobrepeso, diabetes, hipertensión u osteoporosis. Además, cuando bailas, segregas endorfinas, que te harán sentir alegre y con bienestar.

 

- Gimnasia aeróbica suave. Si estás muy en forma, puedes trabajar la fuerza y la resistencia con algo más de intensidad. Vas a quemar muchas calorías y grasa acumulada. También aumentas tu capacidad pulmonar, ya que necesitarás mucho oxígeno y la actividad cardíaca también aumenta su resistencia. Disminuye el colesterol malo y aumenta el bueno, al tiempo que regula la presión arterial. Ten cuidado con los impactos que reciban tus articulaciones, para evitar lesiones innecesarias.

 

- Taichí. En realidad es un arte marcial con el que consigues un equilibrio, tanto del cuerpo como de la psiquis. Para sus practicantes constituye una forma de "meditación en movimiento". Está recomendado para cualquier edad y físico. A través del control de la respiración, consigues disminuir el estrés y la ansiedad. Mejora la flexibilidad de las articulaciones, por lo que resulta muy eficaz contra dolores musculares y artritis. Con sus movimientos suaves y armoniosos, estimula la circulación y controla la presión arterial. Ayuda a conseguir una armonía entre el cuerpo, la mente y las emociones.

 

- Yoga. No solo beneficia tu cuerpo, sino que también calma tu mente. Es una disciplina con la que fortaleces los músculos, trabajas la flexibilidad, aumentas tu resistencia y, también, se estimulan los órganos internos. Corrige malas posturas y, con su práctica, ayudas a serenar tu mente y emociones. Puedes comenzar con ejercicios muy sencillos, adaptados a tu condición física y, a medida que vayas ganando fuerza y flexibilidad, podrás continuar con otras posiciones más complejas.

 

- Bicicleta, estática o al aire libre. Con la posición adecuada sobre el sillín, previene el dolor de espalda, ya que la estabiliza. Fortalece los músculos, mejora el equilibrio y la coordinación entre piernas y brazos. Mejora las defensas del cuerpo, quema calorías y puede ser una actividad tan placentera como divertida.

 

 

 

 

Y cuánto tiempo practico si quiero estar bien

 


Para comprobar los efectos de mejora debido al deporte, es recomendable realizar, al menos tres sesiones por semana, de unos treinta minutos de duración por sesión. A medida que la edad aumenta, conviene aumentar la frecuencia de la práctica y disminuir el tiempo de duración, de manera que se llegue a hacer ejercicio todos los días, durante 15 minutos.

 

 

deporte senior

 

 

 

Por qué se dice que el ejercicio mejora mi estado de ánimo

 


Nuestro estado de ánimo está íntimamente relacionado con la salud corporal. Nos sentimos decaídos, con mal humor y depresivos cuando estamos enfermos o tenemos alguna limitación física. 

 

Cuando las células funcionan bien, nuestro organismo segrega hormonas que nos ayudan a sentir bienestar, llamadas endorfinas. Aparte de eso, la autoestima aumenta cuando el cuerpo responde a nuestra intención.

 

Hacer ejercicio estimula un metabolismo celular adecuado, con repercusiones en todos los órganos, además de una correcta distribución y flujo de nuestra energía vital. Por eso, quienes practican deporte, se sienten llenos de energía y vigor.

 

Mantiene la actividad cerebral en buenas condiciones, durante más tiempo, estimula la alerta y la concentración, también incrementa las horas de sueño y la calidad del reposo.

 

 

 

sueño tercera edad

 

 

Qué no debería hacer


Sería aconsejable evitar llegar a un grado de fatiga o cansancio tal que te provoque una indisposición, puesto que no es su propósito. Tampoco es recomendable competir, ya que generaría tensiones que podrían ser perjudiciales.

 

Tampoco es recomendable el ejercicio en condiciones de mucho frío o calor, ya que podrías sufrir un colapso. No practiques deporte a última hora de la tarde o antes de ir a dormir, podrías tener dificultad para descansar.

 

Si notas cualquier síntoma raro o te sientes mal, no continúes. Interrumpe el esfuerzo.

 

El ejercicio es la clave para mantenerse fuerte y saludable a cualquier edad. En las instalaciones de nuestros pisos tutelados para mayores, siempre recomendamos algún tipo de deporte, ya sea en un gimnasio o, simplemente, salir a pasear. Porque con un estilo de vida saludable, te sentirás joven, activo y con toda la experiencia adquirida a través de los años.

 

 

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Últimas entradas
Imagen de seguimiento