Lo que no te cuentan de los pisos tutelados para mayores

Miércoles, 7 de Diciembre de 2016

La autonomía personal es una de las principales cualidades de bienestar de las personas mayores que, más allá de la edad, aspiran a tener un estilo de vida muy activo. Personas que tienen un corazón que late con ilusión ante el ahora ante el deseo de llevar a cabo inquietudes propias. Sin duda, después de una vida de trabajo y ocupaciones personales que dan lugar a tantas renuncias y estrés causado por el trabajo, debes sentir la libertad de regalarte el mejor entorno para desarrollarte plenamente como ser humano.  

 

Por tanto, ha llegado el momento de ponerte a ti mismo como tu máxima prioridad en tu lista de objetivos personales. Por esta razón, desde el punto de vista de tu felicidad, existen circunstancias externas que influyen en tu estado de ánimo. Y una de las circunstancias externas más determinantes es cómo te sientes en tu casa. Esta es una de esas sensaciones de bienestar que debes buscar en tu nuevo domicilio. ¿Y cómo encontrar el mejor lugar para vivir sin hacer pesadas gestiones de mudanzas? 

 

 

Un entorno de comodidad para ser feliz

 

Apartamentos para mayores en los que vivir las ilusiones de tu edad, tener tu propio espacio disponible para ti, gestionar tu agenda gozando de los mejores servicios y sumando calidad de tiempo al tiempo. Esto y mucho más es lo que puedes encontrar en apartamentos tutelados que superan todas tus expectativas previas. Sin embargo, la verdadera clave del bienestar reside en vivir esta autonomía pero en un entorno terapéutico que te aporta todas las comodidades que necesitas hoy, aquí y ahora.

 

 

autonomia

 

 

Vivir en pisos tutelados no significa perder autonomía o independencia, de hecho, aquellos hijos que están buscando el mejor entorno de bienestar para su padre o madre, encuentran en los pisos tutelados el contexto adecuado para afianzar esta relación intergeneracional, manteniendo un contacto cercano y frecuente pero propiciando que cada uno pueda tener su propio espacio. Esto es vital para prevenir posibles vínculos de dependencia que roban felicidad a las familias. No hay nada que haga tan feliz a un hijo como saber que su padre tiene un presente pleno.   

 

 

Qué son los pisos tutelados

 

Algunas personas tienen algunos prejuicios equivocados, por puro desconocimiento y falta de información, respecto de lo que implica vivir en un piso tutelado. Los prejuicios desdibujan la realidad. ¿Qué implica esta decisión de comenzar a vivir en un piso tutelado para mayores? Se trata de una filosofía de vida reciente que está triunfando por todas las ventajas de felicidad que ofrece. Pero lo más importante de esta filosofía de vida es que te sentirás como en tu propia casa. Por tanto, el proceso de adaptación es muy sencillo.

 

Es decir, tendrás disposición para elegir en qué momentos te apetece estar solo disfrutando de planes sencillos como ver la televisión, leer una revista, hacer gestiones con el ordenador o escribir cartas, pero también gozarás de la misma disposición para organizar actividades con amigos y familiares. Contando además con la ventaja añadida de que, gracias a los servicios disponibles en el piso tutelado, pensados para hacer que tu vida sea cómoda, tendrás más tiempo libre para dedicarlo a tus actividades preferidas.

 

Y sin duda, si hay un bien que va ganando todavía más valor con la edad es el tiempo. Tiempo para soñar, para tener un descanso reparador, para descubrir nuevos destinos, apreciar los detalles más sencillos de la vida, mantener nuevas conversaciones y ser tú mismo.  

 

Puesto que en la etapa de madurez de la vida, te conoces mejor a ti mismo, ahora mejor que nunca sabes qué quieres, cómo deseas vivir y con quiénes deseas compartir tu tiempo. A lo largo de la vida hay muchas cosas que cambian, pero hay una que permanece. Y es la necesidad de sentirte como en casa en tu lugar de convivencia. En un entorno que, gracias a una estética cuidada y luminosa, es una expresión de tu alegría interior. 

 

 

Sentirte como en tu propia casa

 

La autonomía personal es la disposición emocional para gestionar el presente a partir de una actitud proactiva que conecta tus deseos con la posibilidad de ponerlos en práctica del mejor modo posible. Gozarás de esta libertad total en los pisos tutelados, sintiéndote además seguro en un entorno que pone a tu alcance las mejores soluciones de confort y bienestar. Un hogar hecho a la medida de tus nuevas ilusiones para cumplir años con mucha actividad. 

 

En cada etapa de la vida, hay que tomar decisiones presentes. Mientras que en la juventud, muchas personas compran o alquilan su primer hogar para fundar una familia, por el contrario, después de la jubilación es una buena oportunidad para comenzar a planificar el futuro de una etapa en la que encontrar la mejor solución para seguir disfrutando de la mayor autonomía personal. Asumiendo también, que la edad es una condición que crea una circunstancia concreta.

 

 

sentirte como en casa

 

 

Viviendo en un piso tutelado podrás despreocuparte de la realización de las tareas de la casa que en tantos momentos resultan monótonas y aburridas. ¡Disfruta de la comodidad de tener un hogar en perfecto estado de revista pudiendo delegar estas tareas!

 

También puedes sentirte cuidado y atendido por la atención del servicio de enfermería que te ofrece la seguridad ante posibles síntomas de malestar. Tendrás soluciones para tareas de mantenimiento ante cualquier posible avería.

 

Además de todo ello, también gozarás de servicio de restaurante en el que probar nuevos sabores y recetas. Es decir, un amplio catálogo de posibilidades para ti que va a sumar cosas buenas porque a mayor número de opciones, más libertad de elegir aquello que te apetece. 

 

 

Tú tomas las decisiones sobre tu futuro

 

Al vivir en un apartamento tutelado, tú decides tu agenda, tú organizas tu tiempo porque tú eres dueño y responsable de tu destino siempre. Tienes la voluntad de planificar tus horarios para concretar qué quieres hacer hoy, qué actividades disfrutar mañana y quién deseas que te visite el próximo fin de semana. Es decir, no tienes ningún límite externo que te condicione de un modo negativo.

 

De hecho, este entorno de bienestar, es perfecto para fomentar los vínculos familiares, pero gozando siempre de tu propio espacio. Un espacio propio que es una necesidad puesto que, más allá de la esencia social del ser humano, el deseo de soledad e individualidad también es una máxima de la realización.   

 

 

futuro

 

 

Los mayores de hoy en día, han evolucionado respecto de las generaciones pasadas. Son personas activas que han integrado el lenguaje tecnológico en su estilo de vida, personas que han asimilado muchos cambios y se han adaptado con actitud positiva a todas las novedades sociales en las que el lenguaje digital cobra protagonismo. Gozan de una gran calidad de tiempo gracias al incremento de la esperanza de vida y que, por tanto, mantienen salud física y psicológica después de la jubilación.

 

Muchos mayores disfrutan, al iniciar esta etapa de ocio personal, de una libertad plena para organizar planes, realizar viajes, aprender cosas nuevas, practicar una afición, conocer nuevos amigos, realizar planes culturales y practicar ejercicio físico. Viven este momento con la convicción de que es un regalo celebrar el momento presente, viviendo en un hogar que es una respuesta a las necesidades de los mayores del siglo XXI.

 

Es decir, los apartamentos tutelados se adaptan al estilo de vida de aquellos mayores que valoran su libertad y su autonomía como valores esenciales a los que no quieren renunciar. ¿Te sientes identificado con este estilo de vida?  

 

 

Vivir en un entorno de seguridad

 

El hogar es uno de los principales pilares del desarrollo personal, es decir, este espacio propio crea un arraigo y seguridad. Vivir en un piso tutelado no significa renunciar a tu propio espacio sino abrirte a nuevos servicios que pueden darte una solución a nuevas circunstancias personales que son una consecuencia lógica de la edad.

 

Sin embargo, existen muchas formas diferentes de interiorizar la edad. La fecha de nacimiento no determina cómo se siente una persona. Y cada vez son más lo mayores que son jóvenes de espíritu. Si tú también quieres decidir por ti mismo tu futuro para gozar de la mayor autonomía posible durante mucho tiempo, empieza a tomar decisiones ahora y visualiza cómo te gustaría que fuese tu mañana.

 

Lleva a cabo decisiones que conecten con esa meta que quieres lograr. Disponemos de pisos en alquiler y en venta situados en Barcelona. Aquí puedes hacer lo que tú quieras en todo momento.  

 

Así como cuando una persona vive en su casa tiene la posibilidad de invitar a amigos y recibir visitas para disfrutar en la intimidad de la casa de tertulias y planes compartidos en agradable compañía, esta misma libertad es el pilar fundamental del modelo de convivencia de apartamentos para personas mayores.

 

 

 

 

La amistad es uno de los principales regalos para mantener una mente activa y positiva. Pues bien, los pisos tutelados también crean un marco de interacción en el que pueden surgir nuevas amistades, nuevos lazos que crean un arraigo en el corazón para vivir el presente con emociones agradables. 

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Últimas entradas
Imagen de seguimiento