La seguridad en tu piso tutelado.

Martes, 14 de Mayo de 2019

Una de las preocupaciones principales de cualquier vivienda es mantener un grado de seguridad que garantice vivir tranquilos. No hay nada como entrar en casa y saber que todo está bajo control, alejado de cualquier peligro, para disfrutar de la vida.

 

Hoy queremos hablar de la importancia de la seguridad en Artami, una cuestión a la que le damos prioridad y que muchos de los que han decidido vivir en un apartamento tutelado destacan como una de las mejores características.

 

  

¿Por qué es importante tener seguridad en un piso tutelado?

  

A los amigos de lo ajeno les gusta tener las cosas muy fáciles. Por ello, lo primero en lo que se fijan es en si un edificio cuenta o no con medidas de protección para no tener que invertir demasiado tiempo y esfuerzo en entrar para llevarse lo que quieran. Además, hay determinadas zonas en las que prefieren actuar porque las consideran algo más desprotegidas, bien porque es más fácil pasar desapercibidos o por algún otro motivo.

 

Para evitar que los delincuentes consigan salirse con la suya, es fundamental disponer de un sistema de seguridad que sea eficaz, no solamente cámaras de vídeo o personal que esté en horario de oficina. Hace falta un sistema integral que garantice que todo está en orden las 24 horas del día. En un piso tutelado esto es posible, ya que todo el edificio se mantiene vigilado en todo momento, tanto de día como de noche. 

 

¿Qué supone para los habitantes de un piso tutelado?

 

Lo único que supone para quienes viven en un piso tutelado es mayor tranquilidad y vivir más felices. Contar con personal de vigilancia no significa tener que pasar por un control cada vez que se quiera entrar o salir de casa. El personal conoce a los vecinos, ya que tiene contacto con ellos a diario, y no les pedirá ningún pase o identificación. Lo único que se recibe es un cordial saludo al marcharse o llegar, como tiene que ser.

 

Seguridad 24h

 

 

 

Puede que te preguntes si al tener seguridad hay horarios para entrar o salir del edificio. Una especie de toque de queda a partir del cual todo el mundo debe estar en casa si no quieren estar dando explicaciones de por qué no han llegado antes o quieren dar un paseo por la calle. Ni mucho menos es lo que tienes que hacer, porque en estos pisos tutelados disfrutarás de libertad absoluta. Si quieres pasar la noche fuera y llegar de madrugada, salir a horas intempestivas a tomar el aire o cualquier otra idea que se te pase por la cabeza hacer, nadie te lo impedirá.

 

Como hemos dicho en otros artículos, cuando decides venir a vivir a un piso tutelado entras en tu casa. Y como no puede ser de otra manera, tú eres quien decide lo que haces en tu hogar. Podrás salir y entrar cuando te apetezca, sin tener que “fichar” ni rendir cuentas a nadie. Con la ventaja de que lo haces sabiendo que todo está seguro y volverás de nuevo a casa sin sorpresas.  

  

Visita y personas ajenas

 

Es evidente que a menudo querrás recibir a familiares y amigos en casa, o que solicites servicios de terceros. En el mostrador de recepción siempre hay un persona las 24 horas, asegurándose de que en el edificio todo está como debe. Cuando llega alguien que no vive aquí, sí se le pedirá que se identifique para poder entrar. Algo totalmente normal, ya que es la manera de garantizar que solo estén aquellas personas que tienen motivos para estar en el edificio puedan entrar. Y que en caso de que ocurra algo, se pueda identificar a quien estaba en cada momento al guardarse un registro de visitas.

 

Aquellas visitas que sean esperadas se pueden notificar en la recepción para que al llegar e identificarse entren. En caso de que se trate de algo inesperado, como un amigo o un familiar que se presenta de forma espontánea, se notifica a la personas a la que quiere ver para que pueda confirmar si se trata de alguien conocido o no. Este filtro es muy importante para evitar estafas como las que se producen en edificios sin vigilancia. Todo el mundo a oído hablar de las falsas revisiones de gas y de cómo han supuesto un gasto elevado a quienes han dejado entrar a estas personas. En tu piso tutelado esto no ocurrirá jamás porque nadie que carezca de autorización podrá llegar y hacer de las suyas.

 

El edificio tiene ascensores en el parking, pero estos no tienen acceso libre a las viviendas. Llevan directamente a la recepción, y en ningún momento se puede entrar desde la calle sin pasar por el puesto de control. De este modo la seguridad y tranquilidad de quienes viven aquí está garantizada.

 

Seguridad las 24 horas del día

 

En algunos edificios hay horarios en los que no existe servicio de vigilancia, normalmente al caer la noche. Esto supone un riesgo debido a que pueden aprovechar para entrar y sorprender a los ocupantes de las viviendas o vigilar cuando salgan para llevarse lo que quieran sin darse cuenta hasta que sea tarde.

 

Seguridad 24h

 

 

La seguridad de nuestros pisos tutelados no tiene horarios, porque se cuenta con un servicio de vigilancia tanto de día como de noche. Así no hay riesgo de que alguien se cuele sin autorización, por lo que no hay ninguna razón por la que temer que ocurra. Esto es fundamental para que te sientas lo más a gusto posible en casa, incluso si no compartes la vivienda con nadie.

 

Seguridad completa, también dentro de las viviendas

 

Además de la seguridad en la recepción durante todo el día, en los pisos tutelados también podrás disfrutar de una seguridad integral. Las viviendas disponen de sistemas contra el robo y alarmas de incendio, con lo que si por alguna razón ocurriera algún incidente, se alertaría enseguida de ello para tomar las medidas necesarias.

 

Dentro de este plan de seguridad, el edificio cuenta con una serie de elementos para afrontar estos incidentes, como rutas de evacuación en caso de que sea necesario abandonar el edificio. Todo está cuidadosamente pensado para que los ocupantes puedan salir sin mayores complicaciones.

 

Además de estos sistemas de alarma existen otros medios con los que se garantiza a los habitantes la mayor tranquilidad. El placer de vivir en tu casa sin preocuparte por que algo pueda impedir que lo disfrutes.

  

Mayor confort y bienestar

 

La principal razón por la que vivir en un piso tutelado es contar con todo lo que necesitas para ser más feliz. Para eso, contamos con servicios de la máxima calidad que te ayudan a disfrutar de tu tiempo libre como prefieras. Uno de ellos la seguridad en el edificio, que como puedes ver no se centra únicamente en evitar que alguien entre para cometer alguna fechoría, sino para prevenir cualquier tipo de incidencia que ponga en peligro la tranquilidad de los vecinos.

 

Queremos destacar este detalle porque a menudo se piensa en seguridad y solo se habla de vigilancia las 24 horas, lo cual está muy bien y es necesario. Pero también lo es contar con otro tipo de sistemas de protección y alerta como los que disponen las viviendas del edificio. A menudo no se trata de alguien que intenta entrar en el edificio, sino de tener bajo control los riesgos que pudieran poner en peligro la seguridad y comodidad de los vecinos, como un incendio fortuito o una alerta en la zona que exija tomar medidas urgentes.

 

Vive con más seguridad en tu piso tutelado

 

En Artami trabajamos para que disfrutes al máximo de una vida feliz, manteniendo totalmente tu independencia con todos los servicios que proporciona vivir en un piso tutelado. Teniendo en cuenta que la seguridad es muy importante para sentirse a gusto en casa, hemos hecho todo lo posible para garantizarla al máximo. No solo vigilando la recepción para que solo entre en el edificio quien tiene que hacerlo, sino en otros ámbitos en los que es igual de importante estar seguros.

 

 

Seguridad 24h

 

Todos los que viven en el edificio se sientes muy contentos de poder disfrutar de unas instalaciones en las que se cuida hasta el mínimo detalle. Pueden entrar y salir de casa cuando quieran, sin tener que rendir cuentas a nadie porque son dueños de su vida. Pero además tienen la confianza de estar totalmente protegidos y evitar esos peligros de los que a menudo se habla en las noticias. Estafas por parte de supuestos profesionales que lo único que quieren es llevarse su dinero, robos o algún otro tipo de asunto que ponga en riesgo la seguridad. Tener personas que se dedican las 24 horas del día a velar por los vecinos, así como elementos integrados en el propio edificio que aumentan todavía más la sensación de seguridad.

 

Si quieres ver en personas cómo son las instalaciones y comprobar la seguridad, ven a vernos y te mostraremos cómo funciona todo. También podrás observar el grado de tranquilidad que tienen quienes se han decidido a vivir aquí.

 

  

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Últimas entradas
Imagen de seguimiento