La importancia del ocio en las personas mayores

Lunes, 11 de Noviembre de 2019

Los seres humanos tenemos muchas cosas en común, sea cual sea la etapa de la vida en la que nos encontramos. Y una de ellas sin duda es la necesidad de disfrutar de momentos de ocio, porque desde que somos niños hasta que nos hacemos mayores, nos encanta el juego y compartir con otros actividades divertidas.

 

Por eso, cuando se llega a mayor y se cuenta con más tiempo libre, es importante destacar lo importante que es encontrar actividades de ocio divertidas, que permitan disfrutar al máximo de una vida plena y feliz. Cuando se vive una segunda juventud, no hay nada mejor que mantener una existencia activa. Hablemos por tanto de la importancia del ocio en las personas mayores.

 

Actividades que fomentan la vida saludable

  

Mantener una vida activa es una de las razones por las que es importante aprovechar momentos de ocio. Y aunque normalmente esto se relaciona con salir a la calle y ejercitarse, también hay formas de mantenerse activos con poco desgaste físico, porque la actividad mental también es algo que debe potenciarse. Además, como hay más tiempo libre para disfrutar, el ocio potencia la calidad de vida y proporciona una gran cantidad de oportunidades para disfrutar de ella.


De hecho, la Organización Mundial de la Salud destaca la importancia del ocio en todas las etapas de la vida, ya que divertirse es la mejor manera de mantener una buena actividad física, el aprendizaje y la felicidad.


Las actividades de ocio ayudan por tanto a fomentar un estilo de vida saludable, donde las relaciones con los demás contribuyen a mejorar tanto el estado físico como mental. El ocio ayuda a hacer amigos, conocer personas interesantes y saber más acerca de las personas que nos rodean. En un edificio de apartamentos tutelados, esto contribuye a mejorar la convivencia y el sentimiento de grupo, dos elementos fundamentales para los seres humanos.

 

 ocio-personas-mayores

Cómo beneficia el ocio en las personas mayores

 

Está claro que cuando se llega a una edad en la que se dispone de más tiempo libre, es importante saber aprovechar ese tiempo con actividades lúdicas. En la edad adulta hay que saber a qué dedicar esas horas de descanso bien merecidas. De hecho, el ocio es una forma de conservar la buena salud debido a sus características.


Por ejemplo, participar en actividades de ocio contribuye a una mejora de la sensación de bienestar, haciendo que el cuerpo se sienta con más energía y ganas de hacer cosas. La motivación es muy importante en todas las etapas de la vida, porque es lo que impulsa a seguir descubriendo cosas nuevas, crear relaciones y acabar con uno de los sentimientos más negativos de cualquier sociedad: El de sentirse solo.


Las actividades de ocio disminuyen las posibilidades de caer enfermos por sedentarismo, ya que aunque no todas tienen que ver con hacer ejercicio, el simple hecho de salir para tener contacto con otros, o estar ocupados en cosas entretenidas contribuye en gran medida a tener una salud equilibrada.


Lo cierto es que todos debemos llevar una vida activa, aunque en determinadas etapas de la vida hay tantas obligaciones que es casi imposible encontrar momentos para el ocio. Afortunadamente, cuando se llega a mayor se cuenta con tiempo libre suficiente para disfrutar de la vida, y las fuerzas siguen acompañando.

 

   

Tipos de ocio que se pueden disfrutar

 

Dependiendo de cuál sea la actividad, el ocio se puede dividir en 4 grandes grupos, todos ellos ideales para disfrutar y que exigen más o menos tiempo en función de la que se escoja.


Por un lado están las actividades domésticas y sedentarias. Dentro de estas se encuentran las más habituales, que ocupan buena parte del tiempo de todo el mundo. Por ejemplo, ver la televisión, oír la radio o navegar por Internet. Si no te apetece hacerlo en solitario, en tu edificio de viviendas tuteladas puedes bajar a las zonas comunes y ver en grupo vuestros programas preferidos. También podéis comentar las últimas noticias o participar en alguna manualidad con la que pasar un rato divertido junto a tus vecinos en la sala de juegos.


Dentro de esta opción se puede encontrar otro tipo de actividades de ocio social. En este caso, la relación con los compañeros y amigos ayuda a fortalecer los lazos y el contacto con el entorno. Estas actividades se recomiendan para mantener una buena salud emocional, aunque siempre debe haber sitio para dedicar tiempo a uno mismo, no es cuestión de pasar todo el rato en compañía de otros, porque también hacen falta momentos de privacidad.


Por supuesto, no se puede dejar de comentar el ocio activo y saludable, uno de los más esenciales para mantenerse en buena forma física. El ejercicio libera endorfinas, que ayudan tanto física como mentalmente, aumentando la sensación de bienestar y contribuyendo a la felicidad.


Finalmente, el cuarto grupo es el ocio con el que se pueden aprender cosas nuevas. El aprendizaje es una capacidad que nos acompaña durante toda nuestra vida, y la curiosidad por conocer cosas nuevas ayuda a buscar nuevos horizontes en los que ocupar el tiempo. Además, mejora capacidades como la memoria y el desarrollo personal, y se puede combinar con el resto de opciones. Es posible practicar esta forma de ocio tanto en solitario como en grupo, con amigos y familiares e incluso inventando nuevas maneras de entretenimiento.

 

 

Algunas ideas para disfrutar de momentos de ocio

 

En las zonas comunes contamos con una sala de juegos y un salón, donde se pueden organizar reuniones para participar en actividades, o sentarse para disfrutar en solitario de algunas de ellas. De todos modos, nos encanta ayudar dando unas ideas, con las que el tiempo pasará volando y se potencian los beneficios que aporta el ocio.


Preguntas y respuestas ayudan a mantener la concentración y hacen que el cerebro ponga a prueba su memoria. Se pueden escoger preguntas de todo tipo, por lo que las posibilidades son infinitas. Lo mejor es hacerlo al menos en pareja, que una persona haga las preguntas y otra las respuestas. Aunque también se puede hacer una competición y tratar de ser el más rápido en acertar con la respuesta correcta.


Las actividades de letras y cálculo potencian la agilidad mental. También son ideales para mejorar el uso de la lengua, recordando palabras y expresiones que tal vez no se utilicen a menudo, y por falta de uso se van quedando olvidadas. Igual que con las anteriores, se puede competir para hacer el cálculo más deprisa o lograr la palabra más larga con las letras que se reúnan.


Por supuesto, también se puede salir a dar un paseo por los alrededores, ir de compras o tomar algo. La zona en la que se encuentra tu piso tutelado ofrece todo esto y más, por lo que podrás encontrar todo el ocio que necesitas sin ningún esfuerzo.

ocio-viviendas-tuteladas

 

 

Disfrutando del ocio en las viviendas tuteladas

 

Uno de los elementos que más destacan quienes vienen a visitar las viviendas tuteladas, y después quienes viven en ellas, son las amplias zonas comunes destinadas a entablar buenas relaciones con el resto de vecinos, disfrutando del ocio y aficiones comunes. En el salón se pueden comentar los resultados de los últimos partidos, jugar a las cartas o algún juego de mesa, e incluso organizar algún plan más movido, como una clase de aerobic, risoterapia y mucho más. Los espacios comunes están abiertos a todo tipo de iniciativas, siempre y cuando se comenten con antelación y haya un acuerdo entre los participantes.


Y no solo se puede disfrutar de momentos de ocio y conversación en el salón. En las viviendas tuteladas disponemos de una completa sala de juegos en la que se pueden encontrar muchas sorpresas. Ideal para organizar momentos en familia cuando vienen de visita, y también quedadas con el resto de habitantes, para ver quién se alza con el trofeo de ganador.


Quienes viven en estas viviendas pueden relacionarse con mucha gente, y disfrutar de aficiones comunes con cada uno de los vecinos que hay en ellas. En una sociedad en la que parece que la soledad es una plaga, vivir en un espacio donde se fomenta el compañerismo y cuenta con instalaciones dedicadas al ocio es más que un detalle a tener en cuenta.

 

En definitiva, calidad de vida

 

La importancia de aprovechar las oportunidades de ocio se puede resumir en calidad de vida. Se habla mucho de esta idea, y es natural porque todos aspiramos a vivir una vida plena y gratificante, con buena salud para poder aprovecharla.


Lo bueno del ocio es que se genera un círculo virtuoso, en el que la salud se ve beneficiada, aumentan las ganas de pasarlo bien y a su vez se sigue generando beneficio. Por eso, en nuestros pisos tutelados apostamos por proporcionar un entorno que fomenta el ocio entre todos los habitantes, creando ocasiones para relacionarse, divertirse y disfrutar de la vida al máximo. En definitiva, un lugar en el que no solo se vive, sino que se aprovecha cada minuto para hacerlo lo mejor posible.

 

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Últimas entradas
Imagen de seguimiento