La importancia de la vida social para la salud de las personas mayores

Jueves, 12 de Noviembre de 2020

 

Uno de los hitos más importantes de nuestra sociedad es lograr que las personas vivan durante más tiempo y puedan disfrutar a plenitud de ello. Y no hay duda de que una de las cosas que más contribuyen a hacerlo es tener una vida social activa. De hecho, la falta de contacto e interacción con otras personas puede ser muy negativa para la salud, como está dejando patente el aislamiento debido a la pandemia del coronavirus.

 

En nuestras viviendas tuteladas todo está preparado para que puedas interactuar con el resto de habitantes, y establecer una vida social sana y agradable. En este artículo queremos hablar un poco acerca de los beneficios de contar con una buena vida social, y qué ventajas ofrecen los apartamentos con servicios en este sentido.

 

reunión mayores en casa

 

Los peligros de la soledad

 

Son muchos los estudios que muestran que la soledad tiene efectos muy negativos sobre la salud. Hay quien trata de paliar estos efectos con dispositivos electrónicos, la televisión o saliendo a caminar.

 

Aunque esto no es ni mucho menos algo malo, el sentimiento de soledad no se elimina, y la calidad de vida se ve afectada. Se genera un estrés que llega a debilitar el sistema inmunitario, lo que a su vez favorece que surjan ciertas enfermedades, algunas de ellas de gravedad.

 

A esto se le unen los cambios en nuestro estilo de vida, que a menudo parecen impedirnos tener una vida social activa. Por no hablar de la situación en la que nos encontramos debido a la pandemia mundial, que ha hecho que muchos tengan que pasar varias semanas en sus casas sin poder salir apenas. Y es que a veces está bien pasar momentos de soledad, pero cuando son obligatorios y repetidos en el tiempo, tanto a nivel físico como emocional el cuerpo se resiente.

 

La vida social en el entorno de las personas mayores

 

Llegados a cierta edad, las relaciones sociales a menudo sufren cambios. Es probable que se dejen de lado ciertas actividades y el círculo de amistades se vea reducido, en muchas ocasiones por circunstancias que se escapan de nuestro control.

 

Sin embargo, las personas mayores tienen muchas oportunidades a la hora de tener una vida social muy activa. No son pocas las personas que dedican parte de su tiempo libre a desarrollar labores de voluntariado, participar en cursos de todo tipo e incluso en impartirlos ellas mismas. En definitiva, la actividad social no solo es posible, sino que hay muchas maneras de contar con un entorno adecuado, tomando las decisiones apropiadas.

 

Beneficios de tener una vida social activa

 

La lista de beneficios que aporta contar con una vida social adecuada es muy larga. No solo a nivel emocional, sino también físico e incluso en la creación de una comunidad productiva. Algunos de los beneficios más significativos son:

 

- Beneficios psicológicos


Uno de los aspectos más positivos de la vida social a nivel emocional es que reduce el estrés, ya que el estar pensando en los demás y sentir que se forma parte de un grupo ayuda a controlar problemas como la ansiedad. Esto a su vez tiene un efecto preventivo contra la depresión, y aumenta la sensación de felicidad, dando como resultado una mayor claridad mental debido a que se ve más fácilmente cómo resolver determinados problemas.

 

Otro de los beneficios a nivel psicológico es que tener una actividad social regular mejora la memoria y la capacidad de percepción. Esto hace que el cerebro funcione de un modo más fluido y el resto del cuerpo se beneficie de ello.

 

- Beneficios físicos


La vida social también tiene efectos positivos sobre la salud corporal. Por ejemplo, continuando con el cerebro, reduce la posibilidad de tener problemas neurodegenerativos al mantener la mente ocupada en cosas como compartir aficiones o aprender algo nuevo. Hay muchos estudios que muestran que enfermedades como el Alzhéimer son menos frecuentes entre personas que tienen contacto frecuente con otros, tanto familiares como amigos.

 

Hay más beneficios físicos, como controlar el sobrepeso y mejorar la salud cardiovascular. Cuando se sale a dar un paseo en compañía, por ejemplo, se mantiene una actividad física fundamental que contribuye al estado general del organismo. Y mucho más aún si se organizan excursiones o se queda con alguien para hacer deporte en un gimnasio. Todo siempre dentro de las posibilidades de cada uno.

 

mayores practicando yoga

 

- Beneficios emocionales


A nivel emocional es donde más se notan los efectos de socializar, ya que la sensación de aislamiento desaparece, con todo lo que eso conlleva. Además, ese sentimiento genera un círculo virtuoso, que impulsa a aumentar la frecuencia con la que se mantiene la relación con otros.

 

Hay estudios que indican que las personas que mantienen un contacto social activo utilizan menos fármacos contra la depresión y los nervios. También tienen una mejor calidad del sueño, y no necesitan pastillas para dormir, como norma general.

 

Por todas estas razones, y otras que se pueden destacar en diversos ámbitos, está claro que todos necesitamos socializar. Las personas mayores más si cabe, porque al disponer de más tiempo libre es más fácil que haya momentos en los que se sienta cierta soledad.

 

Es importante tener un contacto social

 

Además de con la familia, compartir tiempo con amigos y conocer gente nueva es muy importante. Las personas mayores cuentan con más tiempo libre, y es una pena desperdiciarlo cuando se puede disfrutar de una gran cantidad de actividades, tanto fuera como dentro de casa.

 

Por eso, en nuestros apartamentos con servicios en Barcelona contamos con unas instalaciones que favorecen la interacción social.

 

Otra manera de socializar es mantener la comunicación con otros gracias a los medios digitales, algo que se ha acelerado debido a la pandemia. En algunos momentos en los que no es posible salir a la calle o tener contacto con otros en persona, las aplicaciones de videoconferencia son una muy buena manera de mantener el contacto con familiares y amigos. De hecho, programas como WhatsApp o Zoom han experimentado un aumento en el uso porque es posible verse cara a cara pese a la distancia.

 

La vida social en nuestros apartamentos con servicios

 

Vivir en uno de nuestros apartamentos con servicios ofrece muchas posibilidades. Y una de ellas es la de poder mantener una vida social de lo más activa. Las amplias zonas comunes ayudan a los residentes a interactuar unos con otros, bien teniendo animadas conversaciones sobre cualquier tema, organizando alguna actividad en grupo o tan solo bajando a ellas para ver quién se encuentra con ganas de hacer algo.

 

El restaurante es otro espacio que favorece mantener una vida social activa, donde además de disfrutar de exquisitos menús con productos de temporada se estrechan lazos con otros residentes.

 

Incluso en la situación en la que nos encontramos es posible socializar y no sentirse solos. Respetamos las recomendaciones que dan las autoridades sanitarias en cuanto a distanciamiento social y precauciones para evitar contagios, pero esto no impide que se pueda tener cierto grado de contacto entre residentes.

 

No solo eso, sino que al contar con libertad de movimiento y poder salir o entrar cuando quieras, podrás ir a visitar a los amigos o la familia, organizar alguna excursión con alguno de los vecinos del edificio o cualquier otra idea que se te ocurra.

 

De igual manera, y siempre teniendo en cuenta las medidas que se aplican en la actualidad para frenar la pandemia, se puede invitar a algún amigo o hacer que vengan familiares y recibirlos en casa. Porque la vida social no tiene por qué hacerse solo en la calle, sino que hay muchas oportunidades de estar en contacto con otros. Vivir en uno de los apartamentos con servicios en Barcelona es igual que vivir en tu propia casa, pero con un montón de ventajas de las que no se dispone en otras viviendas, como la larga lista de servicios adicionales que hacen tu vida mucho más cómoda.

 

mayores comiendo juntos

 

En conclusión: no dejes de mantener el contacto social

 

Tener relación con familiares y amigos, así como conocer a personas nuevas como cuando decides mudarte a una de nuestras viviendas tuteladas, genera una gran satisfacción y tiene muchos beneficios. Por tanto, es algo que no se puede dejar de hacer, puesto que significa mejorar la calidad de vida y la salud física y emocional.

 

Todos somos conscientes de lo importante que es la vida social, y cuando llegamos a ciertas edades todavía más porque podemos dedicarnos a las cosas que nos gustan. Y no solo a esas, sino también a aprovechar para descubrir nuevas aficiones y amistades. En los apartamentos con servicios puedes encontrar vecinos con ganas de ampliar su círculo social, compartir experiencias y más. En definitiva, disfrutar de la vida y sus muchos atractivos con la libertad que ofrece vivir en tu propia casa con todo tipo de servicios.

 

Si quieres vivir mejor sin renunciar a tu estilo de vida, no lo dudes. Las viviendas tuteladas son la mejor opción tanto si quieres salir a encontrarte con los tuyos como si prefieres invitarlos a pasar tiempo contigo.

 

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Últimas entradas
Imagen de seguimiento