La importancia de la alimentación en las personas mayores

Martes, 17 de Diciembre de 2019

Una de las máximas preocupaciones en nuestros edificios de viviendas tuteladas es cuidar de la buena alimentación de quienes las ocupan. Por eso ofrecemos un servicio de restauración de primer nivel, con menús variados y equilibrados durante todo el año.

 

Antes de explicar con detalle como es este servicio, queremos abordar un tema muy importante al respecto. Hablemos acerca de la importancia de una alimentación adecuada cuando somos mayores.

 

Las necesidades nutricionales cambian

 

Lo cierto es que desde que somos pequeños se nos enseña que es fundamental comer bien para estar sanos. Aspectos como la ingesta de nutrientes y el control de peso son claves en todas las etapas de la vida.

 

Mucho más cuando se trata de personas mayores, porque el organismo cambia sus necesidades nutricionales debido a que el metabolismo funciona a un ritmo distinto. También es posible que determinados problemas de salud condicionen el tipo de alimentación que se debe llevar. Una de cada tres personas mayores tiene alguna afección crónica, en buena medida debido a no haber seguido un plan alimenticio equilibrado. El exceso de azúcar o grasas es muy perjudicial y contribuye a aumentar el riesgo de sufrir diabetes, colesterol alto o problemas de peso.

 

Por tanto, es muy importante mantener unos hábitos de alimentación equilibrados que aseguren cubrir las necesidades nutricionales de cada persona, que son diferentes dependiendo de factores como la complexión, altura, actividad física etc.

 personas-mayores-comiendo

 

¿Por qué se pierde a veces el apetito?

 

Algunas veces no se tienen ganas de comer. Esto es algo normal en muchas ocasiones, pero cuando ocurre con mucha frecuencia es necesario saber cuáles son las causas. A veces no se trata de un problema de salud, sino de que la comida se ha convertido en algo aburrido. Comer siempre lo mismo no es atractivo, de modo que se puede llegar a perder el apetito, lo que también lleva a disminución del peso y carencias nutricionales.

 

Existen maneras de aumentar las ganas de comer sin tener que acudir a la llamada comida basura, que tiene mucho sabor pero poco valor nutricional. En lugar de ello, las elaboraciones con ingredientes frescos y de temporada se pueden presentar de una forma atractiva. Y todo el mundo sabe que lo que entra por los ojos tiene mucho poder. De esta manera se anima a disfrutar de una alimentación variada y saludable.

 

Otras veces las ganas de comer se pierden porque cocinar se vuelve algo poco apetecible. Se prefiere recurrir a soluciones rápidas, que al final no cubren las necesidades nutricionales.

 

Consejos para una buena alimentación

 

La comida debe cubrir de forma adecuada las necesidades de nutrientes que tiene el organismo, de modo que hay que asegurarse de que se come lo necesario tanto a nivel calórico como nutricional. Una dieta demasiado pobre puede poner en riesgo la salud, ya que el cuerpo necesitará usar sus propias reservas, y cuando estas se acaben se debilitará. Por tanto, no es buena idea seguir un plan de alimentación restrictivo a no ser que esté prescrito y vigilado por un profesional.

 

Lo ideal es hacer cuatro comidas al día: desayuno, almuerzo, comida y cena. Y dependiendo de cuál sea el momento, que estas comidas sean más o menos abundantes. Por ejemplo, a primera hora es cuando el cuerpo necesita más energía para empezar bien, mientras que la cena es mejor que sea ligera para ayudar al organismo a descansar mejor.

 

La variedad de alimentos también es muy importante, y que estos sean frescos y de temporada, ya que es cuando tienen un mayor contenido de nutrientes naturales. La fruta y verdura debe estar siempre presente, combinada con proteínas de origen animal como carnes, pescados y lácteos.

 

Hablando de estos últimos, en el caso de personas mayores lo mejor es tomar leche y derivados desnatados. Y si están enriquecidos con calcio natural, mucho mejor.


Los fritos y alimentos ultraprocesados no son recomendables en ninguna etapa de la vida. Este tipo de comidas tienen un alto contenido de grasas, azúcares y sal, por lo que se debe reducir su consumo a ocasiones esporádicas. Como capricho un día no está mal, pero basar la alimentación en fritos y congelados no es adecuado.

 

Otro consejo importante es mantener una correcta hidratación, no solo tomando suficiente líquido, sino comiendo alimentos con una cantidad equilibrada de minerales. Porque el cuerpo necesita mucho más que agua para estar bien hidratado.

 

verduras-persona-mayor

 

 

Estar siempre a dieta no es buena idea

 

Hay quien piensa que las personas mayores tienen que estar a dieta para evitar aumentar de peso. De hecho, hay gente que se pasa toda su vida probando diferentes planes de alimentación, con mayor o menor éxito a la hora de mantener el peso ideal.

 

Como hemos dicho antes, si por alguna razón se necesita tener una dieta concreta, es importante que haya un seguimiento por parte de un experto, y que sea este quien determine la necesidad de restringir algunos alimentos.

 

A menudo, para mantener el peso en niveles adecuados solo se necesita un poco de ejercicio y comer de todo en cantidades adecuadas. Retenerse de algún alimento solo causa ansiedad, en especial si es algo que gusta mucho, y no suele ser efectivo porque se acaba sustituyendo por otra cosa.

 

La alimentación en tu piso tutelado

 

Nuestros apartamentos con servicios están pensados para disfrutar de una vida plena y feliz. Cuidando detalles tan importantes como una buena alimentación. El servicio de restauración que hay en los edificios cuenta con personal especializado en elaboración de recetas deliciosas, con productos de temporada recién traídos del mercado.

 

Un equipo de cocina profesional elabora un menú semanal equilibrado, con ingredientes frescos que garantizan el valor nutricional de cada receta. Preparado de forma apetecible y con la ventaja de no tener que preocuparse por tener que cocinar. Apartamentos con servicios en Barcelona en los que se puede disfrutar del restaurante todos los días del año, con platos caseros y nutritivos.

 

Este servicio destaca por tener una calidad excepcional en todos los sentidos. Primero porque no se usan ingredientes que no sean frescos, lo que garantiza unas elaboraciones diarias de primera. Además, el cocinero que las prepara es siempre el mismo, lo que es una puesta segura porque sabe en todo momento lo que les gusta a sus comensales, y puede darles el punto exacto para adaptarse a sus preferencias. En realidad es lo más parecido a tener un cocinero privado en casa, con la diferencia de que en este caso la cocina está pensada para todos los vecinos del edificio.

 

alimentacion-pisos-tutelados

 

Un restaurante de alto nivel en tu vivienda tutelada

 

El restaurante de nuestras viviendas tuteladas tiene el objetivo de alimentar a los comensales, y no solo llenar el plato. No hay nada precocinado, que muchas veces tienen un impacto negativo en la salud y están procesados en exceso. Todo se prepara en la cocina del edificio, de manera tradicional para disfrutar de una cocina casera y deliciosa con ato valor nutricional.

 

Ahora que parece que se está poniendo de moda el concepto de slow food o cocina elaborada con tiempo y esmero, destaca más aún nuestro servicio porque es como se ha hecho desde siempre, dando a las recetas la importancia que se merecen para asegurar tanto su calidad como sus propiedades. Y es que la calidad de un buen plato se mide por el esmero que pone en cocinero a la hora de prepararlo. Y quienes han tenido la oportunidad de degustar nuestra cocina dan fe de que esto es así.

 

Este servicio además es un estupendo incentivo para seguir una dieta variada y saludable, fundamental como ya hemos dicho en todas las etapas de la vida, pero en especial cuando nos hacemos mayores. El servicio de restauración que te mereces, con la comodidad de tenerlo en casa y saber que todo está pensado para garantizar tu bienestar.

 

Disfruta de los mejores servicios en tu piso tutelado
 

La alimentación en los apartamentos con servicios en Barcelona es algo que nos tomamos muy en serio. Es mucho más que permitirte disfrutar de más tiempo libre al no tener que cocinar, porque asegura una nutrición adaptada a las necesidades de tu organismo 365 días al año, con comidas y cenas pensadas deliciosas, pensadas para atender la importancia de la buena comida de todos los vecinos.

 

No pierdas el tiempo yendo de un lado a otro del mercado para dar con los productos más frescos, llevarlos a casa y organizarte para cocinar, a menudo sin ganas. Nosotros nos encargaremos de todo, y tú solo tienes que dedicarte a disfrutar de la vida mientras un cocinero que sabe lo que te gusta prepara platos nutritivos, deliciosos y muy apetecibles.

 

Muchas personas están disfrutando de la libertad de vivir en apartamentos con servicios de calidad como la comodidad de tener un restaurante que piensa en su bienestar, cubriendo las necesidades alimentarias que tienen, al igual que sus preferencias a la hora de comer. Un aspecto más a tener en cuenta si tes estás planteando venir a nuestras viviendas tuteladas.

 

 

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Últimas entradas
Imagen de seguimiento