¿Hoteles de lujo o apartamentos con servicios?

Miércoles, 7 de Octubre de 2015

La edad siempre acecha y el paso de los años obliga a hacer autocrítica. Es muy difícil llegar a la edad adulta sin que las habilidades de juventud hayan desaparecido o se hayan mermado total o parcialmente. En la mayoría de las ocasiones, no tenemos los mismos reflejos, la misma destreza ni la misma agilidad mental que entonces. Entre las familias de alto poder adquisitivo (sobre todo, en aquellas que tienen padres mayores o muy mayores) suele surgir la duda: ¿cómo dar a papá o mamá mejor calidad de vida? ¿En qué lugar pueden estar mejor? Hoteles de lujo, apartamentos con servicios o casas tuteladas para mayores son parte de una lista encaminada a dignificar la vida de nuestros mayores en su inevitable recta final tras toda una vida de esfuerzo y sacrificio.

 

 

 

Las grandes comodidades que arrojan todas estas fórmulas, sin duda, las convierten en auténticas posibilidades entretenidas y amenas de gozar la vida con plenitud y preocuparse únicamente de lo más valioso: de vivir. Los propios mayores estarán encantados de disfrutar cómodamente y en pleno uso de su libertad de familiares y amigos. Pero ¿hacia dónde hemos de inclinar la balanza? ¿Hoteles de lujo? ¿Apartamentos con servicios? ¿Qué son y cómo obtener los mejores resultados de su compra o alquiler?

 

Lee, a continuación, y no pierdas detalle del universo nuevo de posibilidades que se ha creado en torno a la longevidad en nuestras ciudades, que, por fortuna, aumenta año tras año.

 

 

 

apartamentos

 

 

Imagínate un hotel de cinco estrellas. Lujo y todos los servicios cubiertos: limpieza, vigilancia 24 horas, pensión completa, gimnasio, piscina, talleres… La idea es buena, si de pasar unas vacaciones o unos días se trata. Sin embargo, hay familias, hombres y mujeres, con alto poder adquisitivo, que optan por el alquiler permanente en las instalaciones de un hotel de lujo para lograr una vida llena de confort y estatus social. Razón no les falta. ¿Qué puede haber mejor que un hotel de cinco estrellas para vivir a pierna suelta y con la reputación intacta? No obstante, a medida que pasan los años, los mayores aprecian unas virtudes mucho más por encima de otras, propias de edades más tempranas: conocer al conserje, sus vecinos, los dependientes de su barrio... Tras una vida ligada a una zona, si hay que cambiar, es mejor que el impacto emocional sea el menor posible. En este sentido, el hotel de lujo, a pesar de sus innumerables beneficios, no parece ser una opción todo lo positiva que se podría esperar para el nuevo huésped. El ir y venir de viajeros y la gestión menos familiar (más propia de un negocio sometido a unas reglas del juego cuyo rey es la imagen) puede hastiar durante la estancia de cualquiera, si se prolonga demasiado en el tiempo. Todos, al fin y al cabo, deseamos sentirnos como en casa.

 

 

 

 

Frente a los hoteles de lujo, para dar respuesta a la creciente demanda de mayores que buscan cuidados permanentes (pero aún gozan de salud suficiente para hacer una vida independiente), nacieron los apartamentos con servicios, que son viviendas privadas en una comunidad de propietarios creadas de manera específica para atender a personas mayores. Aunque su vocación sea la de mejorar los últimos años de nuestros jubilados, los apartamentos con servicios también pueden ser adquiridos (alquiler o venta) por cualquier persona que precise de buenas infraestructuras y atenciones (especialmente, familias con algún miembro dependiente). Esta posibilidad es una fórmula que prolifera últimamente ante la incipiente demanda para mejorar la calidad de vida de los mayores y familias en general.

 

 

 

servicios 

 

 

En este sentido, ya existen inmobiliarias especializadas en mostrar y dar a conocer esta clase de apartamentos, que cada vez tiene más demanda. Generalmente, están bien situados y tienen el mejor precio. Estas agencias están diseñadas para ofrecer un valor añadido a un público muy selecto. Su principal activo, al encontrarse en un circuito diferente al de alquiler y ventas de vivienda ordinaria, es que conocen a conciencia las necesidades de sus potenciales clientes, frecuentemente exigentes y con alto o muy alto poder adquisitivo. Las viviendas tuteladas para mayores son hoy una alternativa atractiva para que las personas longevas encuentren calidad de vida. Tras ellas, en estas instalaciones, existe un equipo certificado y altamente cualificado, encargado de velar por su bienestar. Sin duda, una de las mejores opciones cuando se buscan tranquilidad y buenos cuidados. Sobre todo, para las familias (hijos y nietos) de las personas que las habitan.

 

 

 

Servicios y “amenities”

 

 

Los apartamentos con servicios alivian, en este sentido, la necesidad constante de atenciones adicionales. Sobre todo: un conserje disponible y accesible, seguridad y vigilancia permanente las 24 horas del día (no hay que olvidar que, en estos apartamentos, los huéspedes suelen disfrutar de un buen poder adquisitivo), atención sanitaria para velar por la salud y calidad de vida y turnos de limpieza para disfrutar de unas instalaciones siempre a punto son solo algunas “amenities” para llevar una vida llena de calidad, pero no las únicas.

 

 

 

La mayoría de los apartamentos con servicios, además, ofrecen otros extras, como lavandería, doblado y planchado, que rebajan la carga de trabajo del huésped y aumentan su comodidad. Quizás hoy, al huésped, no le apetezca cocinar. Por ello, siempre puede acudir al restaurante de las instalaciones y disfrutar de comida casera. El chef encargado suele diseñar cuatro o cinco menús todos los días para huéspedes, acompañantes y visitantes.

 

 

 

retaurante apartamentos

 

 

 

Otro aspecto muy valorado por los huéspedes de estos apartamentos es su servicio de reparación y mantenimiento. Cualquier avería, por pequeña que sea, tiene una rápida solución. Los técnicos tienen en las propias instalaciones un taller especializado para dar una respuesta rápida a los arreglos que surjan. Lo mejor: sin honorarios ni desplazamientos que siempre encarecen el precio de la factura final. Únicamente, el precio de una pieza (si la hubiere), sin añadir ningún margen. Una de las mayores preocupaciones de los familiares que disfrutan aún de sus mayores es que abran y cruce la puerta alguna persona indeseada. Con este servicio, fontaneros, electricista y reparadores en general estarán avalados por las propias instalaciones. Esto hace que abrir la puerta a un desconocido no sea tan preocupante para las familias.

 

 

 

Por supuesto, la atención sanitaria es imprescindible. Las empresas que explotan estos apartamentos con servicios no se olvidan de que “a la vejez, viruelas”. El paso de los años trae consigo achaques inevitables y la salud es lo más importante. Sin ella, no habría calidad de vida y comenzaría una decadencia en picado. Proteger la salud de nuestros mayores es una obligación de todos y es que, todos, algún día, deberíamos llegar a esa edad. Un servicio de enfermería 24 horas (con su sala de atenciones) es fundamental en las instalaciones que ofrecen apartamentos con servicios. Profesionales de la enfermería (ATS) que conocen las patologías de los huéspedes y sus historiales médicos serán los responsables diarios de tomar los valores de tensión, poner inyecciones, proveer las pastillas oportunas y, en última instancia, coordinar las visitas médicas. Si una enfermedad o recaída impide al huésped acudir a la enfermería, el propio servicio acudirá a su domicilio para su tranquilidad completa.

 

 

 

atencion sanitaria 

 

 

 

Tanta importancia tiene la salud que las instalaciones de los apartamentos con servicios suelen tener en cuenta que el entretenimiento y las relaciones sociales son imprescindibles para mantener la memoria a raya. Un salón con sofás y asientos de calidad está normalmente incluido en el pack de servicios para facilitar que los huéspedes cultiven una relación con sus vecinos. Y ese es, precisamente, el objetivo: conseguir que los mayores sientan que se hallan como en su propia comunidad, rodeados de sus vecinos y estableciendo relaciones simétricas, de “tú a tú” y no contaminadas por realidades de internamiento.

 

 

 

Jóvenes y activos

 

 

La vejez no tiene necesariamente por qué ser un sinónimo de vida aburrida. A muchos mayores les ocurre que, llegados a la edad adulta, ya jubilados, lejos de vivir su última etapa con plenitud, comienzan a experimentar un ligero declive: se encogen antes de tiempo y no anhelan disfrutar su retiro laboral con la energía propia de un abuelo o una abuela del siglo XXI. Por ello, es importante que descubran una nueva fórmula de calidad de vida que les otorga, si cabe, aún más independencia y libertad de actuación. Ya alejados de tareas tan cotidianas como el lavado y planchado, en los apartamentos con servicios se dan cuenta de una nueva realidad, acorde a sus necesidades y voluntades. Ahora se muestran “jóvenes” y activos para poder seguir dando a la sociedad lo mejor de sí mismos y aportar su experiencia y sabiduría, tan valiosas, a quienes ellos desean (y no necesariamente ligados al terreno laboral). Familiares y amigos celebramos con ellos estos años sabiendo que están atendidos y en las mejores manos. ¿No te asegurarías una jubilación de este modo?

 

 

apartamentos par mayores

 

 

Aprovechar las grandes oportunidades está únicamente en manos de los amantes de la vida en su verdadero significado. Y tú ¿no te atreves a conocerlas?

 

 

 

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Últimas entradas
Imagen de seguimiento