Entrenamiento de fuerza en personas mayores: ¿por qué es importante?

Martes, 6 de Octubre de 2020

Uno de los beneficios que más destacan quienes disfrutan de vivir en nuestros apartamentos con servicios en Barcelona, es la plena libertad que tienen para hacer lo que quieren. En las viviendas tuteladas se busca el bienestar de nuestros inquilinos y propietarios, y eso se nota en sus caras.

 

Algo muy importante de cara al bienestar y el cuidado de la salud es hacer ejercicio moderado. De hecho, se ha descubierto que el entrenamiento de fuerza en personas mayores es muy positivo. En este artículo vamos a hablar acerca de los beneficios y la importancia de realizar este tipo de entrenamiento de forma regular, que podrás disfrutar viviendo en apartamentos con servicios.

 

personas mayores entrenamiento fuerza

 

¿Es peligroso el entrenamiento de fuerza en personas mayores?

 

Hay quien piensa que no es posible practicar deporte de intensidad como el entrenamiento de fuerza, llegada una cierta edad. Sin embargo, esta es una creencia errónea, porque todos los ejercicios se pueden adaptar a las condiciones de una persona en concreto.

 

De hecho, las personas mayores son más propensas a perder masa muscular y cierto grado de movilidad. Si a esto se le suma una vida sedentaria y no hacer ejercicio, los resultados pueden ser muy negativos.

 

Es decir, que no solo no es peligroso, sino que el entrenamiento de fuerza es recomendable a cualquier edad. Siempre bajo la atenta mirada de un experto que nos guíe y nos indique cómo y cuánto ejercicio realizar, por supuesto.

 

 

Consecuencias de no hacer ejercicio

 

A menudo, la falta de costumbre, tiempo o ganas hacen que dejemos de lado la importancia de hacer ejercicio de forma regular. Sin embargo, no ejercitarse tiene unas consecuencias nefastas. Entre ellas destacan:

 

  • Pérdida de masa muscular. Al no ejercitarse de manera adecuada, las fibras de los músculos no se estimulan y pierden grosor.
  • Disminución de la fuerza. Como resultado de la pérdida de músculo, la fuerza corporal también se resiente, notando cómo con el paso de los años se puede cargar cada vez con menos peso, por ejemplo.
  • La grasa aumenta. El músculo se empieza a sustituir por grasa cuando no se hace ejercicio, lo que aumenta el peso general y altera la forma física.

 

Como vemos, dejar de lado el entrenamiento regular puede dar como resultado alteraciones negativas para el organismo. No solo en cuanto a la forma física, sino también de cara a la salud interna. Por eso es esencial practicar algún tipo de deporte, como el entrenamiento de fuerza.

 

Beneficios del entrenamiento de fuerza en mayores

 

Utilizar los músculos es la mejor manera de mantenerlos en un estado óptimo. Las fibras musculares necesitan movimiento regular, algo que se logra con cualquier tipo de ejercicio. Si a esto le añades un elemento que haga que el músculo tenga que trabajar un poco más, lograrás aún más beneficios.

 

El entrenamiento de fuerza consiste en añadir estos elementos, como puede ser una pesa de mano, una cuerda o una barra. Cualquier cosa que aumente la resistencia y requiera que los músculos trabajen más, será de ayuda.

 

La lista de beneficios que tiene el entrenamiento de fuerza es muy amplia. Entre ellos destaca un aumento en la masa muscular, además de tonificar el cuerpo. Esto supone mucho más que poder cargar con más peso, ya que el músculo protege de problemas en los huesos al ayudar a que estos se remineralicen. Es decir, que los músculos pueden prevenir patologías como la osteoporosis, más frecuente entre las mujeres pero que también afecta a la población masculina.

 

Otra de las ventajas que aporta el ejercicio de fuerza es la mejora de la coordinación en los movimientos y el control del cuerpo en general, lo que supone que además se puede seguir entrenando y optimizando el ejercicio de forma significativa.

 

Dejando a un lado el aspecto físico, también podemos destacar un componente psicológico como beneficio de hacer ejercicio que se da, sobre todo, si acudes a un gimnasio o compartes esta actividad con alguien, ya que se fomenta la socialización y se disfruta mucho más de toda la actividad.

 

personas mayores en el gimnasio

 

 

¿Cuánto entrenamiento de fuerza?

 

Una vez que queda claro lo importante que es el entrenamiento de fuerza, es normal preguntarse la dosis de ejercicio saludable. Como hemos dicho antes, la intensidad depende de cada persona en función de sus capacidades. Pero nunca debe excederse en cuanto a frecuencia, porque el exceso puede provocar lesiones.

 

Lo ideal es realizar entrenamiento de fuerza 2 o 3 veces a la semana, dejando como mínimo un día de descanso para cada grupo muscular. Se puede combinar con otro tipo de entrenamiento como ejercicios de cardio los días que no se haga fuerza, o salir a dar un buen paseo para mantener la actividad diaria del cuerpo.

 

Este es el motivo por el que es necesario contar con ayuda, bien ejercitándose en un gimnasio o con un entrenador personal.

 

La importancia de tener un plan personalizado

 

Hacer entrenamiento de fuerza implica someter al cuerpo a ejercicio intenso, y por ello se tiene que hacer de manera controlada. Si no se hace de este modo, se corre el riesgo de excederse en la intensidad, frecuencia o resistencia, rompiendo los límites y favoreciendo el riesgo de sufrir una lesión.

 

Si esto ocurre, habrá que pasar tiempo sin poder hacer ejercicio, lo cual a medio plazo puede resultar aún más perjudicial. Por ello, es imprescindible prevenir los riesgos.

 

Acudir a un gimnasio puede ser de gran ayuda. En sus instalaciones se cuenta con personal cualificado, que determine los ejercicios que puedes realizar de manera segura. Aunque a veces ir solo a hacer ejercicio puede ser un tanto aburrido, de modo que, si decides ir a un centro deportivo, puede ser buena idea quedar con alguien para que te acompañe y hagáis deporte juntos. Estas actividades siempre son más amenas cuando las compartes con alguien.

 

Otra opción es contratar a un entrenador personal y que se encargue de hacer un seguimiento de tu rendimiento, indicándote cómo y cuándo realizar tu entrenamiento de fuerza. Esta alternativa es muy cómoda, ya que la puedes hacer en casa, sin tener que desplazarte cuando el gimnasio queda lejos, o el tiempo no acompaña.

 

En cualquier de estos casos, a medida que se vaya progresando se puede incrementar el número de repeticiones o el peso, en función de cómo vaya viendo el entrenador que se puede hacer. Los resultados son un mejor fondo y forma física, mayor resistencia y, en definitiva, mejoras de la salud general.

 

No está de más consultar con un médico también, para que te oriente hasta cierto grado acerca de los mejores ejercicios que puedes hacer.

 

¿Y si no estás acostumbrado a hacer ejercicio?

 

Hay quien se excusa sobre la necesidad de realizar ejercicios en el hecho de llevar años sin haber hecho nada, incluso no haber tenido nunca la costumbre de ejercitarse. Sin embargo, esto no es razón para seguir sin moverse.

 

Es más, la falta de deporte en el pasado debería ser un incentivo aún mayor para comenzar cuanto antes, aunque se trate de una persona mayor. A medida que se vaya avanzando en el ejercicio de fuerza, los resultados se harán más notables y el cuerpo se sentirá mucho mejor. Por eso, si no has tenido por costumbre hacer algún tipo de deporte, te recomendamos que no lo dejes pasar y comiences a buscar un gimnasio o alguien que te ayude. En cuestión de semanas notarás la diferencia en cuanto a resistencia y fuerza, sentirás que puedes aguantar más sin cansarte y hasta mejorará la calidad de tu descanso. Razones más que de sobra para plantearte hacer ejercicio, aunque no lo hayas hecho nunca.

 

pareja mayor corriendo en el parque

 

Disfruta de hacer ejercicio de fuerza en viviendas tuteladas

 

Si quieres aprovechar los beneficios de hacer deporte, pero no te apetece ir hasta un gimnasio para realizar ejercicios de fuerza, en nuestros apartamentos con servicios en Barcelona lo tienes muy fácil.

 

Los pisos tutelados ofrecen una libertad absoluta para hacer de todo, lo que incluye por supuesto practicar deporte. Puedes decorarlos a tu gusto, y tienes mucho espacio para hacer todo tipo de ejercicios. Podrás crear tu propio rincón de gimnasio, con lo necesario para realizar a diario las rutinas que te ayudan a seguir estando en forma.

 

Además, no tienes por qué hacer ejercicio en solitario. Podrás quedar con quien quieras para practicar deporte juntos, o recibir a tu entrenador personal y que te ayude a optimizar el tiempo que empleas en cuidar de tu salud corporal. En los apartamentos con servicios todo son ventajas, como puedes comprobar.

 

En resumen, es muy importante mantener una vida activa y saludable. Para ello, no puedes dejar de lado el hacer ejercicio, entre el que destaca el entrenamiento de fuerza para que tus músculos sigan tonificados. Y si no lo has hecho nunca, es el momento de que dediques parte de tu tiempo a cuidarte, siempre teniendo la ayuda de un entrenador o acudiendo a un gimnasio si es posible. O crear tu propio gimnasio en casa, disfrutando de la libertad que te proporcionan las viviendas tuteladas.

 

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Últimas entradas
Imagen de seguimiento