En un piso tutelado te sentirás como en casa

Miércoles, 1 de Junio de 2016

¿Tienes más de 70 años y empiezas a plantearte cómo te gustaría vivir una etapa plenamente feliz pudiendo disfrutar de tu autonomía, tu tiempo de ocio y tus amistades? Vivir en uno de los apartamentos tutelados para mayores en Barcelona es una decisión que puede ayudarte a mantener el estilo de vida que tienes actualmente, contando además con la tranquilidad de tener un entorno totalmente adaptado para tu bienestar, que es una de tus principales prioridades.

 

El primer gesto de autonomía es que tú decides dónde quieres vivir a partir de ahora: tú eres el protagonista de tu propia historia igual que lo fuiste en tu adolescencia. Por tanto, implícate de un modo proactivo en tu destino para materializar la vida que anhelas tener.

 

 

tú eres el protagonista de tu propia historia


 

Máxima comodidad


Vivir en un apartamento para mayores es llegar a casa cada tarde después de haber dado un paseo o realizado tus planes del día con esa agradable sensación de hogar que inspira calma de estar en tu salón. Te sentirás muy cómodo en un espacio cuidado pero sin los inconvenientes que te plantea vivir en una casa grande con muchas habitaciones vacías que producen un mayor efecto de nostalgia y sensación de soledad.

 

Es normal que valores el tiempo de un modo muy consciente y quieras exprimirlo al máximo para saborear cada minuto como un regalo. Un detalle de ilusión que te permite cumplir tus objetivos, alimentar tus ilusiones y ocupar tu presente en actividades gozosas. Tener nuevas metas, buscar entretenimientos, afianzar lazos de amistad y compañerismo con personas de distintas edades.

 

En definitiva, vivir toda la juventud que hay en tu corazón y darte la posibilidad de tener la vida que mereces después de la jubilación cuando el disfrute es el premio personal a tantos años de trabajo y exigencia profesional.  Y entonces, tienes una vida por delante para potenciar realmente tu autonomía, ya que son los horarios del trabajo los que durante tantos años te han condicionado. Ahora sentirás esa agradable sensación de vivir unas felices vacaciones en un piso de película.

 

 

 

Esa agradable sensación de hogar que inspira calma

 

 

 

 

Relación cercana con los vecinos

 


Vivir en un apartamento tutelado es aportar todavía más calidad de tiempo a cada jornada, puesto que lejos de perder tu autonomía, la potencias al encontrar el equilibrio de tener tu propio espacio sintiéndote también felizmente acompañado por otras personas que viven próximas a ti y con las que puedes establecer lazos y momentos de conversación.

 

Al igual que ocurre en las relaciones de vecindad, el sentimiento de pertenencia a un grupo también aporta autoestima y vitalidad. Y en ocasiones, en las grandes ciudades existe un trato muy impersonal entre los vecinos. En los pueblos pequeños, por el contrario, son muy pocos los servicios disponibles. Por tanto, si decides vivir en un piso tutelado, sentirás la cercanía de trato con los demás.

 

El hecho de tener tu propio espacio te permite decidir en qué momentos te apetece estar solo, centrarte en ti y relajarte sin que nadie te interrumpa en tu siesta, tus momentos de lectura o tu serie preferida en la televisión. Tú decides en qué momento quieres poner en práctica tus habilidades sociales y cuándo prefieres saborear tu intimidad. Por tanto, encuentras ese agradable equilibrio de tener una red de relaciones y no encerrarte en ti mismo.  

 

 

 

Encuentras ese agradable equilibrio de tener una red de relaciones

 

 

 

La casa es el lugar en el que vivir, sentir y experimentar emociones que conectan con la autenticidad de ser tú mismo. Un placer al que debes aspirar siempre, también después de los 70 años cuando la vida se llena de sabiduría, experiencia, recuerdos y, sobre todo, mucho presente. Como indica la propia palabra, el presente es un regalo. Por tanto, intenta vivirlo como tal con ese espíritu joven que te caracteriza. 

 

En los pisos tutelados seguirás disfrutando de esa tranquilidad que siempre has tenido en tu propia casa, podrás seguir quedando con tus amigos de siempre para ir al cine, salir a pasear al parque, jugar a las cartas, visitar museos, organizar actividades culturales, asistir a un taller de lectura, realizar yoga y hacer viajes de fin de semana. En definitiva, sigues siendo dueño de tu vida y tienes total libertad para gestionar tu agenda incluyendo tus expectativas e intereses personales sin ningún tipo de limitación de horario. Tú eres dueño de tu agenda y tú decides qué es prioritario para ti y qué es secundario.

 

 

 

 

Servicios disponibles

 


Vivir en un apartamento tutelado te aporta además un extra de autonomía e independencia en tu rutina cotidiana, ya que contarás con servicios que te aportan un extra de comodidad. También ofrecemos pisos tutelados en Artami con un amplio abanico de servicios. Por ejemplo, dispones de servicio de cocina para tomar deliciosos menús.

 

 

 

Servicio de cocina para tomar deliciosos menús

 

 

 

Además de otras opciones muy prácticas como servicio de desplazamiento para hacer tus traslados de un lugar a otro. Y si te encanta estar informado de todas las noticias de la jornada, entonces podrás consultar cada día la prensa, ya que leer el periódico es un buen ejercicio para mantener la mente activa y conocer las novedades en las distintas secciones.

 

Cualquier persona mayor desea tener una vida feliz, al igual que tú lo deseas. Y la soledad que puedes sentir durante la noche en tu domicilio habitual desaparece por completo en los apartamentos tutelados, que cuentan con sistemas de seguridad que garantizan tu protección en todo momento. Nunca te sentirás solo pero tampoco sentirás que nada ni nadie invade tu privacidad.

 

 

Podrás consultar cada día la prensa

 

 

Estos servicios de seguridad te aportan una mayor garantía para seguir viviendo con tu autonomía de siempre pero con la confianza de saberte cuidado gracias a un equipo de profesionales con un excelente currículum y vocación por la atención hacia los mayores. En definitiva, compartes tu vida con otras personas pero sin establecer lazos de dependencia. 

 

 

Estos servicios de seguridad te aportan una mayor garantía

 

 

 

Hacer nuevos amigos

 


Tendrás la posibilidad de conocer nuevos amigos con los que compartir actividades e intereses. Sin embargo, eso no te limita en tu propio espacio, pues eres tú quien decide cuándo deseas tener tus ratos compartidos y cuándo quieres estar solo.

 

Esta posibilidad de sumar nuevos amigos a tu vida es un tesoro que te permite actualizar tu agenda de contactos y experimentar esa agradable sensación de encontrar a otros compañeros que viven una etapa vital similar a la tuya, lo que hace que podais sentir mucha empatía.

 

Todo ello te ayuda a continuar con tu estilo de vida activo, cuidando tu círculo social sin descuidar por ello los lazos afectivos que ya forman parte de tu historia. No notarás esa incómoda sensación de salir de tu zona de confort al adaptarte a la vida en el apartamento, puesto que tu jornada seguirá siendo la misma de siempre o incluso mejor. Tu estilo de vida no cambiará en lo importante y seguirás teniendo esa sensación de arraigo emocional al llegar a tu piso y descansar.

 

 

 

 Tendrás la posibilidad de conocer nuevos amigos con los que compartir actividades e intereses

 

 

 

Tener un corazón joven y vital

 


Al igual que tú, otras personas mayores no miden su vida por el factor edad sino por su estado de ánimo y alta autoestima. Personas con ganas de comerse el mundo porque tienen el corazón joven y vital. Si te encantan los viajes, podrás seguir organizando tus rutinas de turismo para conocer los lugares más emblemáticos. Cuando vuelvas a tu apartamento, podrás compartir con tus vecinos las fotografías de tu viaje, las anécdotas más divertidas y todos los detalles de una escapada única. 

 

 

 Personas con ganas de comerse el mundo

 

 

 

Al adaptarte a tu vida en los pisos tutelados te darás cuenta de que tú sigues siendo el mismo pero tu entorno sí ha cambiado en un matiz muy importante: toda la estancia está totalmente adaptada a ti y a tus necesidades. Contando, además de con la funcionalidad del lugar, con un diseño cuidado y bonito que crea ese agradable sabor de un entorno cálido.

Si tienes hijos, podrás vivir tu propia vida de un modo independiente respecto de ellos. No tendrás que adaptarte a las normas de su casa porque tú tendrás la tuya. Y los momentos que compartas con tu familia serán todavía más intensos y emotivos gracias a que cada uno tiene su propia rutina.

 

En el transcurrir de tu vida, habrás descubierto que hay muchas cosas que cambian a lo largo del tiempo. Sin embargo, la casa es un concepto que permanece. Y para cualquier persona, tomar la decisión de dejar de vivir en su domicilio habitual implica emociones y sentimientos por aquello que queda atrás.

 

Sin embargo, al mudarte a un apartamento tutelado estás abriendo una nueva puerta hacia la esperanza de vivir tu juventud como siempre habías soñado. Al igual que en el primer año de universidad cualquier joven inicia una nueva etapa que viene marcada por experiencias que no olvidará nunca, la adaptación a un piso tutelado puede marcar el inicio de un nuevo comienzo para ti. Podrás sumar deporte, buen cine, mucha música, descanso y confort, menús deliciosos, risas compartidas y salud. 

 

 

 

Podrás sumar deporte, risas compartidas y salud

 

 

 

La decisión de vivir en un piso tutelado es especialmente recomendable para aquellas personas que priorizan en su calidad de vida la práctica de su propia independencia y libertad.

 

 

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Últimas entradas
Imagen de seguimiento