En los pisos tutelados, olvídate de las tareas domésticas

Miércoles, 5 de Octubre de 2016

Sin duda, la edad no es lo que importa en la felicidad, puesto que muchas personas de más de 75 años tienen un corazón joven y lleno de ilusiones. Son personas que tienen un espíritu proactivo para llevar a cabo proyectos, viajes y objetivos personales sin que la edad sea un condicionante negativo, sino un estímulo de experiencia práctica. Por esta razón, el entorno de convivencia es uno de los principales pilares de tu bienestar en cualquier momento, puesto que tu casa es un espacio de intimidad para ti, un lugar de descanso.

 

Los pisos tutelados son una opción excelente gracias a un espacio muy cómodo, agradable y totalmente adaptado a tus necesidades actuales y futuras. Pisos en los que te sentirás mejor que en tu propia casa, crearás nuevos recuerdos y echarás raíces emocionales en una etapa decisiva de tu destino. Una etapa en la que buscar el equilibrio entre el ocio y el descanso. 

 

 

Jubílate de las tareas domésticas

 

Sin duda, las tareas de la casa suponen un esfuerzo del que podrás olvidarte completamente si reservas plaza en uno de nuestros apartamentos para mayores en los que te sentirás como en casa. Sin duda, después de tantos años de trabajo, prisas y esfuerzo por la conciliación laboral, mereces vivir tu presente con la alegría de concentrarte en tus intereses personales, metas de realización, planes de ocio, nuevas rutinas y tiempo de vida en familia. No hay nada tan importante como tu bienestar actual. Pues bien, un piso tutelado te permite cuidar no solo de tu salud física, sino también de tu bienestar emocional, puesto que cuerpo y mente interactúan de un modo cotidiano. Y las tareas de la casa producen un cansancio que pesa más todavía a partir de los 70. Por esta razón, el mejor modo de evitar este cansancio es prevenirlo.

 

 

juvílate tareas domésticas

 

 

Excelente servicio de limpieza durante todo el año

 

En nuestros pisos tutelados te ofrecemos un amplio servicio de limpieza, además de mantenimiento y reparaciones durante todo el año. De este modo, contarás con respuesta inmediata ante cualquier posible imprevisto. También podrás disfrutar de nuestro servicio de restaurante para probar nuevos platos y recetas con las que tener una dieta sana y equilibrada. Además de ello, tendrás una total independencia en tu estilo de vida, pero también llegarás a casa y podrás concentrarte plenamente en descansar y disfrutar de esos momentos que, más allá de su sencillez, son tan únicos. Y en esos placeres sencillos como la lectura de una novela, escuchar música clásica, ver un programa de televisión, escribir cartas y postales... O también, recibir visitas de esas personas especiales para ti, que te acompañan con su presencia en tu vida. Siempre tendrás tu piso perfectamente ordenado para recibir visitas inesperadas y ejercer de perfecto anfitrión en veladas de sobremesa.

 

El tiempo es oro; por esta razón, vive el presente como un regalo único porque después de tantos años de conciliación laboral, ya no tienes que preocuparte por rutinas tan tediosas como hacer la plancha, quitar el polvo de los armarios, lavar la ropa o limpiar los cristales de las ventanas. Es decir, también ha llegado el momento de que te jubiles de estas labores que son un trabajo en sí mismo. Y como tal, es un placer prescindir de estas actividades sin renunciar por ello a los beneficios de tener siempre todo a punto. 

 

 

limpieza

 

 

Está claro que el orden externo influye de forma notable en el bienestar emocional, es decir, vivir en un entorno bonito y agradable te hará sentir una alegría e ilusión interior en tu rutina cotidiana. Disfrutarás de un orden continuo gracias al servicio de tareas domésticas gestionadas por un equipo de profesionales cualificado y competente que busca la excelencia en la atención.

 

 

Una vida cómoda y sencilla

 

El cuidado de tu salud es lo más importante. Es decir, cuídate y mímate como mereces. Dándote más prioridad a ti mismo después de los 70. Las relaciones sociales y el tiempo de ocio son una medicina que eleva el espíritu. Como no tendrás que planificar un calendario para realizar las tareas de la casa, podrás concentrar toda tu atención en priorizar actividades placenteras. Tu vida será sencilla, muy cómoda y divertida, sin tener que ocuparte de la compra, las reparaciones de los electrodomésticos de la cocina o la preparación de los menús de cada día.

 

Nosotros gestionamos todas estas tareas para que tengas una vida plenamente feliz con todas tus necesidades diarias cubiertas. Este es un premio que mereces después de tantos años de trabajo y lucha por alcanzar objetivos inmediatos.

 

Además, algunas tareas domésticas como barrer pueden ser molestas, al producir dolor de espalda. Del mismo modo, tampoco es saludable que cargues con pesos en el supermercado al hacer la cesta de la compra. Así como adoptando ciertos hábitos positivos cuidas tu salud, con ciertas tareas de la casa puedes perjudicarla, porque suponen un esfuerzo continuado que puede ir lesionando poco a poco las articulaciones. Y desde el punto de vista emocional, muchas tareas producen frustración porque resulta un tanto aburrido renunciar a planes estimulantes ante la urgencia de atender esas tareas del hogar que menos te gustan porque te parecen repetitivas.

 

 

Disfruta de tu tiempo en casa

 

Actualmente, la esperanza de vida ha aumentado de forma notable gracias a una mejora de la medicina y los programas de vacunación. Esto significa que la mayoría de las personas tienen todavía un gran futuro después de la jubilación. Un tiempo en el que muchos mayores retoman sus ilusiones pendientes, por ejemplo viajar y hacer turismo para conocer nuevos lugares. O, por qué no, volver a la universidad para estudiar una carrera vocacional sin otra finalidad que el amor al saber. O aprender a tocar un instrumento musical en el conservatorio, participar en un taller de lectura o incluso aprender un segundo idioma. Los sueños de la vida se actualizan constantemente y la verdadera juventud es aquella que late en tu corazón ilusionado.

 

 

vida cómoda

 

 

Muchos jóvenes disfrutan de la comodidad, durante su etapa universitaria, de vivir en un colegio mayor centrándose en sus estudios y delegando las tareas domésticas en el equipo del centro. Del mismo modo, a tu edad, bien mereces gozar de esta etapa de madurez con el convencimiento de saber que te mereces lo mejor. Todas esas comodidades con las que siempre soñaste, ahora están a tu alcance de forma práctica.

 

 

Mayor tranquilidad para tu familia


Nuestros pisos tutelados dan respuesta a las necesidades de las personas mayores del siglo XXI. Es decir, personas que más allá de la edad, siguen activas y dinámicas porque, en esencia, siguen siendo muy jóvenes a nivel anímico. Este es un servicio de alojamiento que superará tus expectativas en calidad y eficacia haciéndote sentir protagonista de tu propia vida.

 

Pero además, esta calidad de vida no solo es motivo de satisfacción para el residente, sino también para su familia, que goza de una mayor tranquilidad al saber que se encuentra en un entorno tan amable. Por tanto, si buscas tu propia independencia respecto de tus seres queridos para celebrar con mayor alegría los reencuentros compartidos y los planes de ocio durante el fin de semana, pero manteniendo tu propio espacio, un piso tutelado te ayudará a mantener tu zona de confort, fomentando tu independencia de un modo realista y saludable. Porque además, este estilo de vida te ayudará a conocer nuevos amigos. Personas que también han apostado por esta elección de vida que cada vez cobra un mayor protagonismo social.

 

 

familia

 

 

Un entorno a tu medida


Así como en tu casa te gusta cuidar la decoración para que todo esté según tu estilo preferente en el salón, al vivir en un centro tutelado descubrirás que cada detalle cuenta. Un entorno agradable, en el que te sentirás seguro y potenciarás tu autonomía e independencia durante la mayor parte del tiempo posible gracias a espacios totalmente adaptados para que tengas una vida plena gracias a una asistencia completa.

 

El rol de la persona mayor en la sociedad ha evolucionado de forma notable en la última década. Por esta razón, un piso tutelado responde a este nuevo perfil. Las tareas de la casa suponen mucho tiempo y abundante esfuerzo. Pero además, muchas de ellas resultan muy monótonas y repetitivas. Delegar todas estas tareas en profesionales cualificados te da la posibilidad de concentrar tus días en objetivos a corto plazo más estimulantes.

 

 

La jubilación no es el principio del fin


La llegada de la jubilación solo marca el inicio de otra nueva etapa de la vida. Y siempre tendrás que tomar más decisiones. El lugar en el que vivir es determinante en cualquier momento. Sentirás el placer de quedar con los amigos para ir al cine, visitar una exposición, organizar una excursión y dar un paseo, pero también vivirás esa agradable sensación de llegar a casa y que todo esté perfectamente ordenado y cuidado. Sin que tú tengas que ocuparte de nada. Puedes olvidarte de las tareas domésticas para concentrarte en lo más importante: vivir, en letras mayúsculas más allá de cuáles sean tus circunstancias. Esto te aporta una seguridad emocional para cumplir años.

 

 

La jubilación NO es el principio del fin

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Últimas entradas
Imagen de seguimiento