5 ventajas de la enfermería permanente en los pisos tutelados para mayores

Miércoles, 2 de Diciembre de 2015

 

Nuestros padres, nos dieron la existencia y unas condiciones de vida muy dignas. Hasta que pudimos volar solos y hacer nuestra vida nos llevaron prácticamente de la mano. Ahora son ellos los que necesitan nuestra ayuda y no nos debemos hacer los sordos. Al contrario, es el momento de devolverles todo lo que ellos hicieron por nosotros, por lo que vamos a contarte los beneficios que la opción de los pisos tutelados para mayores te puede ofrecer.

 

 

Un momento de la vida crucial para toda la familia

 

 

Estamos en una etapa muy importante de las relaciones familiares. Nosotros ya somos adultos y tenemos nuestro sustento económico desde hace unos años. Por su parte, nuestros padres han entrado de lleno en otro modo de vida. No son depedientes ni tienen enfermedades graves vinculadas al envejecimiento, pero, nos preocupa que puedan tener algunos problemas muy típicos a estas edades.

 

 

Estas situaciones nos van a coger lejos de su casa, ya que hace tiempo que dejamos de vivir juntos. Nos aterra, por lo tanto, pensar que no nos dé tiempo a ayudarles en una situación complicada. Llegar tarde a darles asistencia podría suponer perder un tiempo de oro, lo que también podría tener consecuencias lamentables para su salud. Y no queremos, bajo ningún concepto, que eso pase.

 

 

pisos tutelados

 

 

Queremos lo mejor para nuestros mayores. Es lo mínimo que podemos hacer por ellos. Y a todos nos interesa que la recta final de su vida la pasen a gusto y en las mejores condiciones. 

 

 

Podemos optar por diversas modalidades de vivienda, tanto en venta como en alquiler. Y en las mejores zonas de Barcelona. 

 

A grandes rasgos, son unas primeras razones, a modo de introducción, sobre los motivos que nos hacen valorar positivamente la alternativa de apostar por los pisos tutelados para mayores

 

A continuación, vamos a pasar a abordar, con más datos, uno de los servicios más importantes que se ofrecen en los pisos tutelados para mayores. Se trata de la enfermería permanente, es decir, durante las 24 horas del día. Un servicio orientado a darnos la seguridad que ellos y nosotros necesitamos. Sabemos que, de esta manera, estamos en buenas manos. Y lo estamos siempre. Durante todas las horas del día.

 

En resumen, vamos a repasar, en clave de beneficios, las 5 ventajas principales de contar con una enfermería durante las 24 horas del día en los pisos tutelados para mayores.

  

 

 

  

1. Los cuidados de enfermería más profesionalizados y atentos

 

 

Como hemos dicho antes, queremos lo mejor para nuestros mayores. Y, con la salud, precisamente, no se juega. Por eso, estamos tranquilos, ya que sabemos de la profesionalidad de los médicos que trabajan en los pisos tutelados para mayores.

 

 

La enfermería 24 horas nos da una cobertura total. Sobre todo, durante esas horas de la noche que suelen ser tan complicadas.

 

 

 

servicio enfermeria

 

 

Por lo tanto, este servicio es una garantía total de bienestar para ellos y nosotros. A grandes rasgos, los médicos de los pisos tutelados para mayores están especializados en diversas técnicas y tienen una formación específica relacionada con las enfermedades vinculadas al envejecimiento. Se trata, obviamente, de un sector de mercado que va a más en España y que está generando progresos en la calidad asistencial. Y, en los pisos tutelados para mayores, como veremos en los próximos párrafos, se tiene muy en cuenta todo lo que está pasando en este sector de los cuidados a las personas mayores.

 

Toma nota, además, de todas las técnicas que se manejan en las áreas médicas de los pisos tutelados para mayores. Verás que no falta de nada:

 

- Técnicas invasivas y tratamientos intravenosos

 

- Realización de cateterismos y sondajes

 

- Curas diversas y colocación de puntos de sutura

 

- Extracción de muestras sanguíneas intravenosas y capilares

 

- Tratamientos paliativos para las personas que se encuentren en sus últimos días (es importantísimo que, llegado este momento, estén correctamente atendidas).

 

- Electrocardiografías

 

- Primeros auxilios y emergencias

 

Además de lo que ya hemos reseñado sobre el antepenúltimo punto del listado, queremos centrarnos en el último, ya que lo consideramos clave en el marco de un servicio de asistencia de enfermería durante las 24 horas del día.

 

En la diligencia de las intervenciones de emergencia es cuando se demuestra de qué pasta está hecho un equipo médico. Y, en este aspecto, podemos fiarnos del personal médico de los pisos tutelados para mayores. Su acreditada experiencia nos sirve como aval.

 

 

 

enfermeria pisos tutelados

  

 

 

 

2. Una concepción global de la asistencia sanitaria

 

 

Los cuidados médicos ya no se limitan a las intervenciones en los sucesos de mayor gravedad. Ya lo dice el refranero popular: "más vale prevenir que curar". Y en los pisos tutelados para mayores se pasan la semana previniendo porque se preocupan de nuestros mayores.

 

 

Efectivamente, conciben la asistencia médica como un hecho integral. Por lo tanto, entienden que el bienestar de los pacientes pasa por potenciar las facetas más saludables de su vida. El mantenimiento y la recuperación también son factores esenciales para sus profesionales.

 

 

En definitiva, los enfermeros que atienden durante las 24 horas del día saben que, si se controla la salud de los pacientes de manera seria y permanente, se evitarán las recaídas y se reducirán los ingresos en el hospital. Este es uno de los objetivos principales, no solo por evitar las consecuencias más graves para la salud, sino también porque tenemos claro que, a estas edades, no es nada bueno que los abuelos tengan que estar desplazándose continuamente a los hospitales, con todos los inconvenientes que ello conlleva. 

 

 

 

 

  

3. La independencia es un valor en alza

 

 

De rebote, la asistencia médica a lo largo de 24 horas tiene otra ventaja que está muy ligada al signo de nuestros tiempos. Hoy en día, la vejez se vive de una manera distinta a como la experimentaron las generaciones anteriores. Ya no se vive con tanta dependencia de los demás, sino que nuestros mayores también están deseosos de tener su espacio. De hecho, es una de las principales bazas de los pisos tutelados para mayores. En ellos, tienen autonomía (y llaves) para llevar a cabo sus actividades habituales.

 

 

Se sienten vivos y útiles y eso, sin duda, va a tener un efecto positivo en su salud.

 

 

 

pisos tutelados para mayores

 

 

 

4. Los medios más sofisticados 

 

 

Tanto a nivel de técnicas (administración de medicamentos, monitorización de constantes, desfibriladores, etc.) como de sistemas de prevención, los pisos tutelados para mayores cuentan con las últimas tecnologías, así como por ejemplo también en materia de alarmas. No nos referimos solo a alarmas de incendios, sino a las que tienen que ver, sobre todo, con los problemas más personales de cada paciente. Ten en cuenta que unos segundos pueden ser claves para la salud. Por lo tanto, las mismas habitaciones de los pacientes disponen de dispositivos de aviso (de accionamiento voluntario y sensores que detectan movimientos bruscos o extraños) para que la respuesta, por parte de la enfermería 24 horas, sea prácticamente inmediata.

 

 

 

5. Una atención centrada en el paciente

 

 

En los pisos tutelados para mayores, más allá del respeto a la autonomía de cada persona, conocen perfectamente a cada residente. En este aspecto, sus necesidades médicas van a estar cubiertas por una atención permanente.

 

 

En primer lugar, hemos de destacar que los mayores, aparte de los cuidados de enfermería que requieran, pasarán por revisiones periódicas en las que se controlará su salud. Para que no haya sustos ni imprevistos. Por lo tanto, el personal sanitario de estos pisos tutelados para mayores tendrá cumplida información sobre las necesidades de cada residente y, además, tendrá también conocimiento de su historial clínico.

 

 

 

enfermeria pisos tutelados

 

 

Si usted es uno de esos mayores que mantienen su salud a rajatabla, enhorabuena. No todas las personas de su generación pueden asegurarlo con tanta contundencia. De hecho, lo más frecuente es que demanden tratamientos para regular las dolencias y descompensaciones propias de su edad: tensión, colesterol, tiroides, dolencias cardiacas… Puede resultar bastante tedioso acudir al centro de salud con regularidad y dejar de hacer actividades mucho más placenteras que visitar al doctor. Por ello, en estos apartamentos con servicios siempre habrá un médico o enfermero facultados para controlar su salud.

 

 

Por ejemplo, este nivel de coordinación permite que en la cafetería asociada a los pisos tutelados para mayores puedan preparar, a diario, un menú o una dieta especiales para personas que tengan enfermedades concretas, tales como la diabetes.

 


Aparte de la indepedencia, la circunstancia de vivir en zonas que no están alejadas del trasiego de la gran ciudad beneficiará el envejecimiento activo y las relaciones sociales de nuestros mayores. Lo último que necesitan es aislamiento. Y en los pisos tutelados para mayores, seguirán en contacto con su entorno de siempre.

 

 

En definitiva, ganan ellos y ganamos nosotros, así que vale la pena estudiar lo que nos ofrecen los pisos tutelados para mayores. Un excelente ejemplo lo constituye Artami, empresa acreditada por su servicio de excelente calidad en las viviendas tuteladas que gestionan.

 

 

 

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Últimas entradas
Imagen de seguimiento