5 servicios que diferencian pisos tutelados para mayores respecto a otras opciones

Miércoles, 4 de Mayo de 2016

Vivir en pisos tutelados aporta múltiples ventajas. Si eres mayor de sesenta y cinco años pero todavía te sientes joven, independiente y activo, prepárate para los tiempos que vienen. Conoce los servicios exclusivos que diferencian a los apartamentos para mayores de otras opciones habitacionales. Elige residir donde mereces y actúa antes de que otros decidan por ti.

  

 

La mires por donde la mires, la vida ha sido generosa. La carrera laboral, la llegada de los hijos, las vivencias en familia y el goce que aportan los nietos, cuando ya pensabas que nada podía sorprenderte. Hasta las experiencias menos gratas, seguro, te han dejado algo positivo, ¿verdad? ¡A que sí!

 

En tiempos próximos a la jubilación o pocos años después de retirarte, es importante que sepas que lo mejor está por venir. ¡Sí! Todavía, a esta altura, eres capaz de proveerte de un buen futuro que te garantice una calidad de vida superior.

 

 

 

viviendas tuteladas

 

 

Las viviendas para mayores, también conocidas como apartamentos tutelados, viviendas con servicios o adaptadas, son opciones habitacionales pensadas y acondicionadas para personas que, como tú, aún tienen vida por delante (como todos, claro) y piensan disfrutarla hasta el último minuto.

 

Se trata de pisos, en alquiler o disponibles para la venta, exclusivamente diseñados para ofrecer confort y seguridad a personas que, pese a haber pasado las seis o siete décadas, se sienten activas e independientes.

 

Resultan un espacio agradable y cómodo donde pasarlo de maravilla sin tener que atender los asuntos a los que prefieres no dedicar tu preciado tiempo: las compras, el mantenimiento del hogar, las comidas o el pago de tasas y servicios, entre otros. En efecto, ha llegado la hora de delegar y disponerte a gozar de lo mejor de la vida: los amigos, los hobbies, las reuniones con los seres queridos, los juegos con los más chicos de la familia y las cosas que siempre te han gustado y que ahora tienes tiempo de hacer.

 

¿Qué esperas para deleitarte con todo lo que este tiempo de júbilo tiene para ofrecerte?

 

 

 

Ventajas de vivir en un apartamento tutelado

 


La oferta de viviendas que cuentan con servicios especialmente adaptados a las necesidades de personas de más de sesenta y cinco años todavía constituye un mercado naciente en España. De todos modos, cada día hay más y con muy buena aceptación por sus principales beneficiarios.

 

Resulta una alternativa válida para aquellos adultos mayores que se valen por sí mismos y que, justamente por tener plena autonomía, pretenden no ser una carga para sus seres queridos. De esta manera, continúan siendo independientes y activos, dedicándose a hacer lo que deseen, sin tener que prestar atención a los prolegómenos que implican hacerse cargo de una casa y sus constantes demandas (el pago de impuestos, la limpieza, las compras del supermercado, el planchado, el cuidado del jardín...).

 

 

pisos tutelados

 

 

No son solo palabras. Estas viviendas adaptadas cuentan con determinados servicios que las hacen especiales. Definitivamente, no es lo mismo que un adulto mayor viva en una casa, alejada de sus parientes y teniéndose que hacer cargo de todas y cada una de las cuestiones domésticas, a que viva en un hogar seguro. Hablamos de una alternativa habitacional que cuenta con un efectivo servicio nocturno de vigilancia encargado de controlar los accesos y egresos al edificio, brindando plena seguridad a sus residentes. Este servicio de conserjería (portería) también recoge la correspondencia y da la bienvenida a parientes y amigos que llegan de visita. Como si esto fuese poco, en este tipo de apartamentos, miembros del personal toman nota de las preferencias alimentarias y requerimientos médicos de cada uno de sus habitantes, organizando los menús y las tomas de medicación diarias satisfaciendo así las demandas y necesidades de cada cual.

 

 

 

Enfermería y vigilancia las 24 horas

 


Otro de los servicios diferenciales, que hacen de los apartamentos tutelados un espacio seguro para mayores de sesenta y cinco años, es el prestado por enfermeras tituladas. Las mismas se encuentran a disposición de los residentes de estos pisos adaptados las veinticuatro horas del día y los trescientos sesenta y cinco días del año. Esto marca una diferencia.

 

Dichas enfermeras son entrenadas y capacitadas para atender los requerimientos médicos, de movilidad e higiene personal que se demanden. Suelen trabajar en la dependencia “enfermería”, pero tienen la buena y sana costumbre de visitar diariamente cada uno de los pisos, en especial, aquellos domicilios donde residen mayores enfermos o, de momento, indispuestos o con algún malestar. Toman la presión, ponen inyecciones, administran la eventual medicación y coordinan las posibles visitas médicas.

 

 

enfermeria pisos tutelados

 

 

Servicios de manutención y restaurante, los 365 días del año

 


Pese a que cada apartamento dispone de su propia cocina, un edificio de apartamentos tutelados suele contar con un restaurante de uso privado, con capacidad para preparar la comida para quienes habitan el inmueble, así como para sus invitados. Un chef profesional organiza la comida y programa, a diario, los cuatro o cinco menús diarios disponibles para los horarios de mediodía y cena.

 

Dichos menús son especialmente preparados en la cocina general, evitando la doble cocción o el uso de alimentos congelados, con el fin de ofrecer una dieta saludable. Una vez listos los platos, se sirven en el comedor común, en el que cada piso cuenta con una mesa reservada, o en el apartamento propiamente dicho, de acuerdo a los requerimientos de cada uno de los mayores residentes.

 

El objetivo principal es que cada cual cuente con lo necesario para no tener que pensar en asuntos vinculados a la compra de alimentos en el supermercado, la cocción de los mismos y el lavado de vajilla. Todo resulta cómodo y económicamente accesible. La vida, así, se torna mucho más fácil. En especial, para quienes necesitan vivir la madurez, sin complicaciones y disfrutando al máximo de cada momento.

 

 

restaurante pisos tutelados

 

 

Servicio de limpieza a cualquier hora del día

 


Justamente, si el tiempo resulta tan valioso, no hay que derrocharlo. Por eso, ¿qué sentido tiene dedicarse a la limpieza diaria, si puedes evitarlo? De vivir en un apartamento tutelado, ¡puedes hacerlo!

 

Los espacios comunes de un edificio para mayores suelen permanecer impecables a cualquier hora del día. Todo luce en perfecto orden, limpio y desinfectado. Para cada uno de los pisos, el servicio de limpieza suele ser opcional, al igual que los de lavandería, planchado y plegado de la ropa.

 

Es decir, todo, absolutamente todo está pensado para que los días transcurran en paz y verdadera calma. No hay nada de qué preocuparse y todo para disfrutar. Teniendo en cuenta esto. ¿qué sentido le encuentras al lavado de pisos, a la higiene del baño o a quitar el polvo de la mesa del comedor? Ninguno, ¿verdad? En efecto, esa es la diferencia entre vivir en un piso común y corriente y residir en un piso tutelado. Ya lo hemos dicho: son mucho más que palabras.

 

 

limpieza pisos tutelados

 

 

Mantenimiento y reparaciones

 


Por otro lado, ¿hay algo más pesado, fastidioso y molesto que tener que ocuparse de destapar el WC, reparar un mueble o cambiar un vidrio de una ventana? Especialmente, cuando se ha pasado ya la mitad de la vida, este tipo de tareas resultan de lo más agotadoras. ¿Qué dirías si te dicen que puedes evitarlo a partir de ahora? Seguro que te sentirías feliz. Pues entérate: el personal que trabaja en los edificios de pisos tutelados cuenta, por lo general, con un encargado de mantenimiento que dispone de su propio taller de trabajo dentro del mismo inmueble. Él es la persona encargada de reparar todas las pequeñas averías y de refaccionar paredes, humedades y demás.

 

 

¿Sabías que ya no tendrás que ocuparte de la pintura del comedor, el reemplazo de caños de agua o el cambio del alicatado de la cocina? Si eres residente de un piso adaptado para mayores, eso está resuelto. Hay alguien que lo ha hecho por ti, de manera inmediata (sin esperas) y sin tener que abonar por desplazamientos ni honorarios profesionales. Lo único que se suele requerir es el coste de un repuesto, una pintura o un elemento de construcción, sin costes añadidos de mano de obra. Porque recuerda: el tiempo vuela y vale oro. No lo desgastes ocupándote de cuestiones domésticas que, ahora que puedes, tienes derecho a delegar.

 

 

 

reparaciones pisos tutelados

 

Por todo esto, vivir en pisos tutelados tiene múltiples ventajas. Muchos beneficios que tú puedes disfrutar, si es que te animas a romper con lo acostumbrado y lanzarte a la aventura de vivir, por tus propios medios, de manera independiente, pero contando con servicios que te hagan la vida más fácil y te brinden una mejor calidad de vida.

No es un tema menor. Tú que, seguramente, te has movido sin ayudas a lo largo de tu vida, es importante que mantengas esa autonomía hasta el final de tus días. Que nada impida que sigas siendo tú mismo, realizando las actividades que más te gusten y te dan ilusión.

 

 

¡No hay tiempo que perder! Compara los servicios de las viviendas adaptadas para mayores con los pisos del montón y actúa tomando las decisiones pertinentes antes que otros lo hagan por ti.

¿Te parece interesante? ¡Compártelo!
Últimas entradas
Imagen de seguimiento